Martes 25de Enero de 2022CORRIENTES40°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$103,5

Dolar Venta:$109,5

Martes 25de Enero de 2022CORRIENTES40°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$103,5

Dolar Venta:$109,5

CORRIENTES :

CORONAVIRUS: 14.675 CASOS ACTIVOS - MUERTES: 1.801 (ACUMULADAS)

/Ellitoral.com.ar/ Cultura

Rap en el Cambá Cuá, la música de fondo para el desafío de alcanzar la escena nacional

Dos domingos al mes, el parque se convierte en el epicentro de una competencia que busca posicionar el estilo en la provincia. Al menos 30 chicos de la ciudad, de Chaco, Misiones e incluso Paraguay se encuentran para enfrentarse entre versos, rimas e improvisación.
Exequiel Sánchez, el joven correntino creador de la competencia "Buscando el Punch". Foto: Nicolás Alonso.

En un rectángulo limitado por una cinta demarcatoria, dos jóvenes se baten a duelo. La escena se parece a la de un ring de boxeo. Hay un moderador,  otros tres que hacen de jurado y anotan en planillas diferentes aspectos: acote, respuesta y puesta en escena.

Es domingo en el parque Camba Cuá de Corrientes y al menos treinta jóvenes participan de una nueva jornada de “Buscando el Punch”, un evento organizado por Exequiel Sánchez que no es más que una batalla de rap placero o “freestyle”, tal como él lo define. 

Tiene 18 años y optó por ponerle ese nombre para que sea llamativo y su estilo pueda asemejarse a las “competencias grandes”. 

Su calidad de “placero” lo pone como pie de apoyo en el inicio para muchos de los que aspiran a llegar a instancias nacionales, pero también como un modo de apropiación del espacio público.

También sirve para “sacarte el estrés” o hacerlo por entretenimiento. Para ellos usar el espacio público es algo más en su vida. Es como “literalmente ir al Camba Cuá, pero a rapear”, contó Exequiel a ellitoral.com.ar. 

El proyecto que fue ideado e iniciado por él tuvo sus comienzos en mayo de este año y desde ese momento se realiza cada dos domingos al mes. 

“En mi competencia se clasifican solo 24 personas. Hay 8 rondas de octavos de 3 personas cada uno”, afirma.

Su intención es hacer del rap algo positivo, limpiar su imagen que en muchas ocasiones está asociada a la droga o los vicios. Asimismo busca que Corrientes sea reconocida y un emblema en otros lugares por su nivel en el estilo.

Las instancias preparadas por el joven se rigen por normas que parten del respeto. Busca que sus pares entiendan las bases para juntos construir un espacio seguro y que los ayude a mostrarse, practicar y potenciar sus habilidades en algo que muchos eligen como estilo de vida. 

“Hay gente que compite y hace música después de esto. Nos gusta la idea de hacerlo en la plaza porque así la gente se acerca, quizás no le conoce al que está rapeando pero lo busca en sus redes y lo empieza a seguir”, expresó. 

Exequiel sabe que en su proyecto necesita el apoyo de sus compañeros. Entiende que hay otros que apuntan a otra cosa y “está todo bien”. Mientras que algunos sí quieren llegar lejos, progresar y a esos quiere impulsarlos.

Al evento asisten no sólo chicos y chicas de diversos barrios de esta capital sino también de Chaco, Misiones e incluso Paraguay. 

A nivel personal optó por no competir este año para abocarse de lleno a la organización de Buscando el Punch.

Lo hace con mucho compromiso, buscando sponsors, personas que filmen y saquen fotos de cada jornada, dando premios y cobrando una inscripción mínima de 50 pesos para costear gastos, ya que todo es totalmente autogestivo. 

Llegar a batallas nacionales es evolucionar: “Pasás de la plaza a los escenarios con micrófono y todo”, afirmó. 

En tiempos donde el freestyle está de moda,  las reuniones se arman casi de forma automática. La mayoría de ellos se conocen,  tienen entre 14 y 18 años aunque también han participado más chicos y mujeres. 

Exequiel quiere que su evento sea algo “inclusivo” y es por eso que no divide por género ni edad. Es un todo contra todos porque cree que para avanzar,  “hay que medirse con el mejor”. 

La trama de los versos y el “beatbox”

Una de las características de este estilo que atrapa a los jóvenes tiene que ver con los versos. La capacidad de unir, rimar e improvisar en un tiempo récord y en el momento. 

 A veces se rigen por reglas gramaticales pero, por lo general, “los pibes riman lo que le sale”, explicó el organizador.

Para él informarse o estudiar ayuda a estar mejor preparado. “Sino la forma rústica es practicar a lo loco y mentalmente vas maquinando todo. Rimás lo que sentís; para muchos es como hablar, las palabras van saliendo solas”, afirmó. 

Otro detalle y que se asimila a su modalidad placera son los “beatboxer”. Un sonido que se logra utilizando la boca, nariz, labios, lengua y voz  que ayuda a producir ritmos y compases mientras otros rapean. En estas batallas hay varios chicos que lo hacen y no compiten en freestyle. 

Respecto a las temáticas de improvisación y sus reglas, Exequiel explicó que en una competencia “vale todo” y un poco tiene que ver con la esencia del espacio donde nada es profesional.

De igual forma el joven añadió que hay una diferencia entre decirlo conscientemente y avalarlo. Y es allí donde el jurado decide el puntaje en una tabla que va del 1 al 3 y valora los compases.

Durante este año ya pasaron 80 personas en este encuentro y por fin de semana hay entre 30 y 40 chicos que se preparan para batirse en el duelo.  Sánchez manifestó que si algo le da satisfacción es generar expectativa y compromiso con el rap. 

“Hay que mostrar que en Corrientes hay chicos que son buenos y pueden llegar al éxito con este estilo”, desafió.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error