ellitoral.com.ar

Miércoles 29de Enero de 2020CORRIENTES25°Pronóstico Extendidoclima_parcial_noche

Dolar Compra:$58,00

Dolar Venta:$63,00

Vacaciones en micro: los pasajes cuestan entre $700 y $2.000 más caros que en 2018

Viajar en colectivo de larga distancia, a destinos populares del país, se encareció entre un 10% y hasta un 100% en relación al año pasado. Esto se pudo corroborar en el marco de un seguimiento de precios que realiza El Litoral. 
 

imagen_0

 Con el inicio del receso estival en las escuelas del Nivel Primario, en muchos hogares comenzaron a planificar las vacaciones y a realizar cálculos de gastos. En este sentido, quienes deseen visitar algún punto turístico del país en micro de larga distancia, deberán considerar que los pasajes tuvieron incrementos de entre un 50% y hasta un 100% en relación al año pasado.
Esos porcentajes representan una diferencia monetaria de unos $700 y hasta $2.000, dependiendo del destino. Sólo en algunos casos las subas se vieron morigeradas por promociones “low cost”, aunque estas rigen para días específicos. Además, algunos boletos económicos tienen la aclaración de “sin servicio”, que en otras palabras significa que no se incluye comidas a bordo.  
Todo esto se pudo corroborar en el marco de un seguimiento de precios de pasajes que viene realizando el diario El Litoral en los últimos años. 
Es así que entre un amplio listado de escenarios turísticos nacionales, se pudo detectar que el boleto a Mendoza es uno de los que más se encareció en la terminal de ómnibus local. De hecho, viajar en micro cuesta hasta el doble que el año pasado: el pasaje económico vale entre $5.015 (low cost), $5.800 (semicama) y $6.600 (ejecutivo); mientras que en la misma fecha del 2018 costaba entre $2.200 y $3.800.
En el caso de Córdoba, los incrementos rondan entre el 50% y 90%. Es que en ventanilla actualmente el pasaje cuesta entre $2.800 y $3.080; y esos mismos boletos (hace un año atrás) salían entre $1.520, $1.800 y $1.900. En medio de esas cifras, algunas empresas ofrecen días “low cost” a $2.525.
Más al noroeste, aquellos que prefieran viajar en micro hasta Salta tendrán que considerar que los pasajes están entre $2.850 y $3.080. Ese mismo destino hace un año valía entre $1.700 y $2.000, lo que significa que se aplicó un incremento de hasta un 65%. 
Cerrando con la lista, Buenos Aires es otro de los destinos preferidos, cuyo pasaje desde Corrientes ronda entre los $3.400 y $4.500; lo que implica un incremento del 45%, dado que hace un año los pasajes a Capital Federal costaban entre $2.400 y $2.250.
Un dato no menor es que Puerto Iguazú es el único destino que tuvo incrementos menores al 15%. Concretamente, el pasaje cuesta actualmente entre $1.500 y $1.900, y hace un año atrás valía entre $1.300 y $1.900.

Servicios
A diferencia de otros años, las empresas de transporte de larga distancia no aplicaron las subas de manera unificada, y por lo tanto los porcentajes de incremento varían de acuerdo a la línea de colectivo y al destino escogido. Un ejemplo de ello es la disparidad de subas entre Salta, cuyo pasaje cuesta hasta un 65% más, y Puerto Iguazú, que ofrece boletos un 10% más caros que en 2018. 
De todos modos, el punto en común es que los aumentos se aplicaron de manera gradual. 
Según se pudo observar, la primera suba se registró en julio, cuando los pasajes empezaron a costar entre un 10% y un 50% más que en diciembre del 2018.
Para entonces, referentes de los micros de larga distancia ya anunciaban un posible incremento, ajustable a la suba de la nafta, y sobre todo tras cesar el congelamiento de los costos de los combustibles dispuesto por el Gobierno nacional.
Luego de los últimos incrementos del combustible, de manera gradual algunas empresas subieron los precios y nada garantiza que los mencionados importes se mantengan estables.
En este escenario, la mejor estrategia de ahorro será consultar la disponibilidad de butacas “low cost” y preguntar por las ofertas disponibles, dado que muchas empresas de micros todavía mantienen los descuentos de hasta el 30% para estudiantes universitarios que presenten sus libretas.

¿Te gustó la nota?

Entrega de recursos a familias

La Dirección de Planificación e Identificación de Necesidades Críticas de Desarrollo Social hizo relevamientos en viviendas de dos familias (una en las Mil Viviendas y otra en el barrio Ponce), donde ayer finalmente se entregaron recursos.

Comentarios
Logo

Vacaciones en micro: los pasajes cuestan entre $700 y $2.000 más caros que en 2018

Viajar en colectivo de larga distancia, a destinos populares del país, se encareció entre un 10% y hasta un 100% en relación al año pasado. Esto se pudo corroborar en el marco de un seguimiento de precios que realiza El Litoral. 
 

<p>Costos. Algunas empresas ofrecen pasajes económicos, pero sin servicio de comida a bordo.</p>

Costos. Algunas empresas ofrecen pasajes económicos, pero sin servicio de comida a bordo.

 Con el inicio del receso estival en las escuelas del Nivel Primario, en muchos hogares comenzaron a planificar las vacaciones y a realizar cálculos de gastos. En este sentido, quienes deseen visitar algún punto turístico del país en micro de larga distancia, deberán considerar que los pasajes tuvieron incrementos de entre un 50% y hasta un 100% en relación al año pasado.
Esos porcentajes representan una diferencia monetaria de unos $700 y hasta $2.000, dependiendo del destino. Sólo en algunos casos las subas se vieron morigeradas por promociones “low cost”, aunque estas rigen para días específicos. Además, algunos boletos económicos tienen la aclaración de “sin servicio”, que en otras palabras significa que no se incluye comidas a bordo.  
Todo esto se pudo corroborar en el marco de un seguimiento de precios de pasajes que viene realizando el diario El Litoral en los últimos años. 
Es así que entre un amplio listado de escenarios turísticos nacionales, se pudo detectar que el boleto a Mendoza es uno de los que más se encareció en la terminal de ómnibus local. De hecho, viajar en micro cuesta hasta el doble que el año pasado: el pasaje económico vale entre $5.015 (low cost), $5.800 (semicama) y $6.600 (ejecutivo); mientras que en la misma fecha del 2018 costaba entre $2.200 y $3.800.
En el caso de Córdoba, los incrementos rondan entre el 50% y 90%. Es que en ventanilla actualmente el pasaje cuesta entre $2.800 y $3.080; y esos mismos boletos (hace un año atrás) salían entre $1.520, $1.800 y $1.900. En medio de esas cifras, algunas empresas ofrecen días “low cost” a $2.525.
Más al noroeste, aquellos que prefieran viajar en micro hasta Salta tendrán que considerar que los pasajes están entre $2.850 y $3.080. Ese mismo destino hace un año valía entre $1.700 y $2.000, lo que significa que se aplicó un incremento de hasta un 65%. 
Cerrando con la lista, Buenos Aires es otro de los destinos preferidos, cuyo pasaje desde Corrientes ronda entre los $3.400 y $4.500; lo que implica un incremento del 45%, dado que hace un año los pasajes a Capital Federal costaban entre $2.400 y $2.250.
Un dato no menor es que Puerto Iguazú es el único destino que tuvo incrementos menores al 15%. Concretamente, el pasaje cuesta actualmente entre $1.500 y $1.900, y hace un año atrás valía entre $1.300 y $1.900.

Servicios
A diferencia de otros años, las empresas de transporte de larga distancia no aplicaron las subas de manera unificada, y por lo tanto los porcentajes de incremento varían de acuerdo a la línea de colectivo y al destino escogido. Un ejemplo de ello es la disparidad de subas entre Salta, cuyo pasaje cuesta hasta un 65% más, y Puerto Iguazú, que ofrece boletos un 10% más caros que en 2018. 
De todos modos, el punto en común es que los aumentos se aplicaron de manera gradual. 
Según se pudo observar, la primera suba se registró en julio, cuando los pasajes empezaron a costar entre un 10% y un 50% más que en diciembre del 2018.
Para entonces, referentes de los micros de larga distancia ya anunciaban un posible incremento, ajustable a la suba de la nafta, y sobre todo tras cesar el congelamiento de los costos de los combustibles dispuesto por el Gobierno nacional.
Luego de los últimos incrementos del combustible, de manera gradual algunas empresas subieron los precios y nada garantiza que los mencionados importes se mantengan estables.
En este escenario, la mejor estrategia de ahorro será consultar la disponibilidad de butacas “low cost” y preguntar por las ofertas disponibles, dado que muchas empresas de micros todavía mantienen los descuentos de hasta el 30% para estudiantes universitarios que presenten sus libretas.