El período de adaptación, clave
ellitoral.com.ar

Domingo 21de Abril de 2019CORRIENTES24°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$40,90

Dolar Venta:$42,90

El período de adaptación, clave

imagen_1

Un punto a tener en cuenta cuando se planifica una estrategia de alimentación es el período de adaptación a la misma. En este sentido, en suplementación, no todos los animales conocen las bateas y se acercan inmediatamente, por eso se debe iniciar con pequeñas cantidades de alimento antes de que comience el periodo invernal de heladas y esta adaptación debe ser paulatina, principalmente, si se va a dar de comer alta cantidad de concentrados energéticos. 
La observación en la práctica de alimentación es fundamental para optimizar resultados: ver si todos los animales se acercan a comer, como está el aspecto de las heces, si alguno presenta algún síntoma de trastorno alimenticio (problemas al pisar, diarrea, hinchazón). La longitud de las bateas debe permitir que todos los animales tengan disponibilidad de comer al mismo tiempo (entre 25 a 30 cm/animal) y es mejor si se encuentran elevadas del piso. Es necesario contar con aguadas accesibles y de buena calidad, pisos firmes (sin barro) y algo de sombra. 
En el aspecto sanitario, en esta etapa de recría es muy importante realizar un control de parásitos gastrointestinales a través de un conteo de huevos en heces (prueba HPG, recomendada por grupo de sanidad de la EEA INTA Mercedes) para evaluar la realización de desparasitaciones. Descontando que ya esté completo el plan de vacunación para esta categoría.
Como comentario final, cabe recalcar nuevamente la importancia de mantener las ganancias de peso en las vaquillas de reposición, por eso, una vez concluida la etapa invernal no se debe descuidar el manejo posterior, es decir, la carga asignada y las condiciones del potrero donde continuará desarrollándose esta categoría hasta el ingreso a servicio.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

El período de adaptación, clave

Un punto a tener en cuenta cuando se planifica una estrategia de alimentación es el período de adaptación a la misma. En este sentido, en suplementación, no todos los animales conocen las bateas y se acercan inmediatamente, por eso se debe iniciar con pequeñas cantidades de alimento antes de que comience el periodo invernal de heladas y esta adaptación debe ser paulatina, principalmente, si se va a dar de comer alta cantidad de concentrados energéticos. 
La observación en la práctica de alimentación es fundamental para optimizar resultados: ver si todos los animales se acercan a comer, como está el aspecto de las heces, si alguno presenta algún síntoma de trastorno alimenticio (problemas al pisar, diarrea, hinchazón). La longitud de las bateas debe permitir que todos los animales tengan disponibilidad de comer al mismo tiempo (entre 25 a 30 cm/animal) y es mejor si se encuentran elevadas del piso. Es necesario contar con aguadas accesibles y de buena calidad, pisos firmes (sin barro) y algo de sombra. 
En el aspecto sanitario, en esta etapa de recría es muy importante realizar un control de parásitos gastrointestinales a través de un conteo de huevos en heces (prueba HPG, recomendada por grupo de sanidad de la EEA INTA Mercedes) para evaluar la realización de desparasitaciones. Descontando que ya esté completo el plan de vacunación para esta categoría.
Como comentario final, cabe recalcar nuevamente la importancia de mantener las ganancias de peso en las vaquillas de reposición, por eso, una vez concluida la etapa invernal no se debe descuidar el manejo posterior, es decir, la carga asignada y las condiciones del potrero donde continuará desarrollándose esta categoría hasta el ingreso a servicio.