ellitoral.com.ar

Martes 17 de Septiembre de 2019 CORRIENTES14°Pronóstico Extendido clima_nublado

Dolar Compra: $54,50

Dolar Venta: $58,00

Abigeato: faenaron cuatro animales de una estancia

Preocupa en la localidad de Garaví el accionar de una banda de cuatreros que en los últimos días ya faenó cinco animales vacunos.
El último hecho ocurrió en la estancia Santa Ana de Yohazá, que se encuentra en la costa del río Uruguay, departamento de Santo Tomé.
De acuerdo a la denuncia, el pasado 24 de agosto fueron carneados tres vacunos  y el pasado viernes 6 de septiembre mataron a otros dos. Uno alcanzaron a faenar y al otro no.
Según precisaron a Impacto Corrientes, los cuatreros matan a balazos a las vacas para luego trasladarlas hasta la costa del río, donde las faenan y luego cargan la carne a algún tipo de embarcación. 
Se maneja esa hipótesis por las huellas halladas.
En el último episodio, el capataz del campo escuchó a los delincuentes y de inmediato avisó a la Policía.
Un patrullero con dos efectivos llegó a la zona y para poder identificar a los cuatreros efectuó disparos intimidatorios. Como respuesta recibieron una balacera y debieron abandonar el lugar para salvaguardarse, por lo que advirtieron que la banda delictiva reviste mucha peligrosidad.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Abigeato: faenaron cuatro animales de una estancia

Preocupa en la localidad de Garaví el accionar de una banda de cuatreros que en los últimos días ya faenó cinco animales vacunos.
El último hecho ocurrió en la estancia Santa Ana de Yohazá, que se encuentra en la costa del río Uruguay, departamento de Santo Tomé.
De acuerdo a la denuncia, el pasado 24 de agosto fueron carneados tres vacunos  y el pasado viernes 6 de septiembre mataron a otros dos. Uno alcanzaron a faenar y al otro no.
Según precisaron a Impacto Corrientes, los cuatreros matan a balazos a las vacas para luego trasladarlas hasta la costa del río, donde las faenan y luego cargan la carne a algún tipo de embarcación. 
Se maneja esa hipótesis por las huellas halladas.
En el último episodio, el capataz del campo escuchó a los delincuentes y de inmediato avisó a la Policía.
Un patrullero con dos efectivos llegó a la zona y para poder identificar a los cuatreros efectuó disparos intimidatorios. Como respuesta recibieron una balacera y debieron abandonar el lugar para salvaguardarse, por lo que advirtieron que la banda delictiva reviste mucha peligrosidad.