Martes 02de Marzo de 2021CORRIENTES23°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$88,75

Dolar Venta:$94,75

Martes 02de Marzo de 2021CORRIENTES23°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$88,75

Dolar Venta:$94,75

/Ellitoral.com.ar/ Especiales

El extraño caso de la novia fantasma

La triste y trágica historia ocurrió en Inglaterra en 1878, cuando Amanda Powell, una hermosa novia, estaba a punto de casarse, con su lindo vestido y llena de emoción y ansiedad, antes de intercambiar juramentos con su novio, quien había sido su primer y único amor.

Por Francisco Villagrán

villagranmail@gmail.com

Especial para El Litoral.

Es un caso muy parecido al ocurrido en Corrientes en 1922, cuando un matrimonio de recién casados murió en un accidente en que se incendió el vapor que los llevaba a Cataratas del Iguazú, el Villafranca, muriendo 70 pasajeros, entre ellos los recién casados Pampín-Meabe. Hasta la actualidad puede verse a la figura de la novia deambulando por la mansión que fue construida especialmente para el matrimonio que nunca llegó a habitar la casa destinada a ellos, ubicada en pleno centro de la capital correntina.

Bastante más atrás en el tiempo, en la Inglaterra de 1878, ocurrió un hecho similar, cuando la entonces feliz mujer de 26 años Amanda Powell, no pudo llegar al altar porque un monstruoso incendio la consumió junto a su hermoso vestido y sus muchas ilusiones de amor y futuro. La tragedia ocurrió en el año 1878, sin embargo el alma de la apesadumbrada mujer se ha mantenido en la casa victoriana en donde se tendría que haber desarrollado la ceremonia del casamiento.

Warren Stanton, un reconocido psíquico, se abocó a la investigación de esa trágica historia de dolor y de pena. Hace poco tiempo tuvo que enfrentarse precisamente al atormentado fantasma de Amanda, el cual sigue apareciendo luciendo el lindo vestido y cargando su tocado de rosas, evocando el recuerdo triste que desde entonces seguramente no la deja descansar en paz.

Un espíritu triste

Haciendo alusión a su encuentro con el alma de Amanda, Warren señaló que “ella tenía la expresión de tristeza más patética que yo haya visto alguna vez. Se quejaba suavemente y gemía mientras flotaba en el área del jardín. He tenido experiencias y encuentros con espíritus anteriormente, pero nunca me tocó alguno que deambulara con tal tristeza en su rostro. Ella se detuvo exactamente frente a mí, se mantuvo suspendida en el aire y empezó a sollozar. Mientras las lágrimas fluían, el atribulado espíritu empezó a hablar. Una y otra vez ella se cuestionaba lastimeramente: “¿Dónde está Joshua, donde está el reverendo? Debo encontrarlos pronto para mi boda” (esto indica que para los espíritus que ya están en el más allá, el tiempo no transcurre igual que en este mundo físico). “Yo me quedé paralizado -prosiguió Warren- no esperaba escuchar algo así, entonces Amanda se dio la vuelta y se fue sin rumbo, a la deriva. Su velo estaba doblado y las hombreras de su blanco vestido se veían caídas quizás por el terrible peso de su eterna desesperación”.

Warren estudió el asunto de la casa encantada, como la llamaban, antes de aventurarse a la investigación directa en el inmueble, es decir la mansión, ubicada cerca de Doncaster, en Inglaterra.

Gracias a las investigaciones que realizó, Warren descubrió que la novia había sufrido una muerte horrible porque se acercó demasiado a una lámpara que estaba encendida que le prendió fuego al vestido. En cuestión de segundos la mujer se convirtió en una antorcha humana y el cuarto completo en una sucursal del infierno. La única persona que estaba presente en la habitación era su dama de honor, Jennifer Kensington, quien de inmediato trató de sofocar las llamas sin éxito. Sin embargo, tras los infructuosos intentos, tuvo suerte de escapar ella misma de la habitación, ya que el fuego se estaba esparciendo por todos lados rápidamente.

El novio, Joshua Hillman, y dos docenas de invitados a la boda habían estado esperando en el altar erigido especialmente en los jardines que aún rodean a la vieja mansión victoriana. El novio tuvo que ser sujetado por varios cuando se percató del incendio que había en la casa, quiso correr para rescatara su amada de las llamas, pero no pudo, el incendio era enorme y tomó toda la casa. No tuvo oportunidad alguna ya que las llamas lo consumieron todo en pocos minutos. Fue sepultada dos días después y fue vestida con una réplica del vestido de novia que llevaba al momento de la tragedia. Y a esto hay que agregarle una cosa horrible: su tumba fue encontrada abierta y vacía. Muchas personas culparon a Joshua por la desaparición del cuerpo, pero el hombre estaba destrozado y demasiado bebido como para haber hecho una cosa así. De hecho, el hombre murió 2 meses después a causa de una intoxicación alcohólica, no pudo reponerse nunca de la muerte de su prometida. Y a eso hay que agregarle el extraño hecho de la desaparición del cadáver y a pesar de las muchas investigaciones realizadas por especialistas, nunca se supo qué pasó con él. Hubo muchas teorías pero ninguna pudo ser confirmada plenamente. El hecho único y concreto es que hasta tiempos actuales puede verse a la novia deambulando por los distintos lugares de la mansión, como si se estuviera resistiendo a irse de este mundo. Suele ocurrir que cuando se dan muertes trágicas como en asesinatos o tragedias como es el caso de Amanda, y sobre todo si es joven, su alma permanece en el lugar por muchos años, a veces cientos o miles. En el campo de estos increíbles fenómenos paranormales todo es posible y esto se ha comprobado en cientos de casos similares investigados a lo largo de la historia.

El extraño fenómeno paranormal llamó la atención no solo de los investigadores psíquicos ingleses, sino también de todo el mundo. Por ejemplo, un experto norteamericano en cuestiones paranormales cree que Amanda se mantendrá eternamente en esa mansión que fue construida especialmente para ellos, pero que nunca pudieron habitar, por lo cual siempre quedará encantada la casa. A pesar de ello señala que no hay  peligro alguno, dado que un espíritu no daña a un ser humano, por lo menos en este caso y teniendo en cuenta la forma y las condiciones en las que murió Amanda. La gente tiene temor de un espectro porque éstos se aparecen repentinamente y para la gran mayoría, representan algo desconocido.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error