Miércoles 16de Junio de 2021CORRIENTES14°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$94,25

Dolar Venta:$100,2

Miércoles 16de Junio de 2021CORRIENTES14°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$94,25

Dolar Venta:$100,2

CORRIENTES :

CORONAVIRUS: 4.547 CASOS ACTIVOS (68.178 ACUMULADOS) MUERTES: 965

/Ellitoral.com.ar/ Sociedad

“Una atención humanitaria y social debe estar orientada hacia los más vulnerables”

La celebración litúrgica por el Día de la Divina Misericordia presidida por el arzobispo, monseñor Andrés Stanovnik, en este año atípico se transmitió ayer de manera virtual desde la capilla San Marcos, con un gesto especial de cercanía para con los vecinos que afrontaron el aislamiento sanitario total.

“Ustedes padecieron recientemente el aislamiento del barrio que los hizo sufrir, armarse de paciencia, y reforzar el cuidado y la atención a los más frágiles”, fueron una de las primeras palabras del obispo. Además, recordó a los pacientes y personal sanitario del Hospital Llano, y destacó: “Nos unimos con nuestro afecto y oración de modo muy especial a la persona con diagnóstico de covid-19 y otras dos en situación de sospecha, que están internadas allí, y a sus familiares. Sepan que los acompañamos y les deseamos una pronta recuperación”.

En alusión al Día de la Misericordia, monseñor Stanvonik expresó: “En las circunstancias difíciles en las que nos encontramos todos, estamos llamados a ser misericordiosos. Pero para ello, necesitamos ir a la fuente”. A continuación, agregó que la “fortaleza proviene de Jesús crucificado y resucitado”.

Además, se dirigió de manera especial a los vecinos del San Marcos, diciendo: “Fíjense cuántas cosas buenas aprendimos de la sorpresiva cuarentena a la que fue sometido el barrio. Y no sólo ustedes, sino todos los que tuvimos la ocasión de conocer y acompañar, por ejemplo, los innumerables gestos de cercanía y de solidaridad que generó ese incómodo y fatigoso aislamiento. Personas de Cáritas y de otros organismos oficiales y privados, dieron testimonios heroicos de entrega generosa sin importarles el riesgo que corrían sus vidas. También es verdad que, en situaciones por las que atravesamos, aparecen lamentables egoísmos en personas que aprovechan la situación para sus propios intereses, pero, afortunadamente, los gestos de amor superan ampliamente las conductas mezquinas”.

“Seamos responsables y cumplamos estrictamente las disposiciones sanitarias, aunque nos cueste. Estemos a la altura de la prueba y mostremos que somos capaces de mirar al hermano y cuidarlo”, solicitó el obispo durante la homilía.

Antes de concluir, pidió el cuidado de los más vulnerables señalando: “Así como nos estamos preparando con una buena previsión para atender a los posibles infectados y acompañar a sus familiares, pensemos también de un modo orgánico cómo vamos a enfrentar la prueba de la subsistencia si se llegara a agravar esta situación y luego cuando la vayamos superando. La prioridad para una atención humanitaria y social, debe estar orientada hacia los grupos más vulnerables de nuestra comunidad. Será una dura prueba tanto para nuestras Cáritas, como para los organismos que tienen por función cuidar a nuestra gente”. 

(MS)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error