Martes 04de Agosto de 2020CORRIENTES24°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,50

Dolar Venta:$76,50

Martes 04de Agosto de 2020CORRIENTES24°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,50

Dolar Venta:$76,50

/Ellitoral.com.ar/ Opinión

Deuda y consumo, el plan que viene

Salvador Di Stefano *

Especial 

El Gobierno está preparando un plan económico pospandemia. Todo apunta a más Estado y consumo; poco se habla de mejoras en la inversión. El Gobierno cree que resolviendo el problema de la deuda crece, para nosotros es una condición necesaria pero no suficiente.

La deuda viene bien. El Gobierno terminó ofertando USD 53,50 pero no ha llegado a un acuerdo, claramente es una buena oferta, pero el ministro manejó mal la reestructuración, el banco UBS lo sacó del agua en el último tramo. Los bonistas están agrandados e irán por algo más.

Tanto el Presidente como el vicepresidente saben que si cierran este acuerdo la deuda rápidamente se acomoda. En esta etapa se reestructuran USD 68.000 millones, luego viene la etapa de la reestructuración de bonos bajo ley argentina por USD 46.000 millones. Más tarde habría que reestructurar la deuda con el FMI por USD 43.600 millones, y resta un “puchito” con el Club de París por USD 2.100 millones.

Si pasamos esta etapa, el resto se encamina. La oferta para los bonistas bajo ley argentina replicará la oferta que cierren los bonistas que tienen bonos bajo ley extranjera. Cada mejora de un bono bajo ley extranjera opera en forma automática en los bonos bajo ley local.

Argentina debe reestructurar la deuda con el FMI, le debe pagar en el año 2021 USD 3.621 millones, 2022 USD 17.121 millones, 2023 USD 18.157 millones y 2024 USD 4.657 millones.

La mayor carga de deuda está en el año 2022 y 2023. El Gobierno trabajaría en un nuevo perfil de deuda que descomprima estos pagos durante un mayor periodo de tiempo, y, de paso, trabajaría para tener algún desembolso adicional.

El déficit 2020 más 2021 rondaría los USD 50.000 millones, incluyendo el pago de intereses, Argentina debería, como mínimo, conseguir financiar la mitad de este déficit para no tener que emitir tanto dinero y agobiar el Banco Central.

Debería conseguir financiamiento del FMI por un total de USD 15.000 millones, lo que no resultaría un imposible si acuerdan metas realistas, y luego salir a buscar USD 10.000 millones en el mercado interno y externo. Esto dejaría al Gobierno financiando vía emisión unos USD 25.000 millones, que a un tipo de cambio promedio de $90 entre hoy y fines del año 2021, nos dejaría una emisión en $2.250.000 millones.

Es una barbaridad. Pero mucho peor sería si no conseguís los USD 25.000 millones de financiamiento, porque vas directo a financiar con emisión un déficit de USD 50.000 millones.

En el año 2016, el gobierno de Mauricio Macri arregló la deuda con los bonistas en litigio, y, al no aplicar un plan de crecimiento, el tormento volvió a la Argentina en el año 2018. En la actualidad, la reestructuración de la deuda pública es una condición necesaria pero no suficiente para lograr salir de esta crisis.

Necesitamos un plan de crecimiento económico que sea creíble, que siente las bases de cómo crecería Argentina en los próximos 10 años. Que este plan genere ingreso de dólares genuinos al país como inversión directa. Que esta inversión directa posibilite crecimiento, generación de empleos y consecuentemente más ingresos fiscales. Que estas inversiones estén ligadas a la exportación y muestren mejoras en la balanza de dólares del país.

El Gobierno desea apostar por un plan que impulse el consumo, y esto es un error recurrente. La política cree que el problema de Argentina es la deuda y que la reactivación vendrá por el mercado interno. Sin embargo, el problema de Argentina es que carece de un plan de crecimiento, solo creció entre los años 2003 y 2010 por la gran suba de las materias primas que exportábamos, luego de ese espacio de tiempo no creció nunca más.

Conclusión

     Se viene la reestructuración de la deuda pública, la decisión política de acordar está, y cuanto más consigan los acreedores externos, más dinero podrán cobrar los tenedores de bonos bajo ley argentina. Este acuerdo mejoraría el clima de negocios financieros. Sin embargo, sin un plan de crecimiento es imposible que Argentina resuelva los problemas estructurales, tenemos un déficit de USD 50.000 millones por delante, financiarlo es un desafío, el camino es la inversión y exportación; si siguen con la idea de más Estado y consumo, están totalmente equivocados.

* Asesor financiero

Analista económico y en negocios, conferencista, investigador y consultor privado.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error