Sabado 08de Agosto de 2020CORRIENTES31°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,75

Dolar Venta:$76,75

Sabado 08de Agosto de 2020CORRIENTES31°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$71,75

Dolar Venta:$76,75

/Ellitoral.com.ar/ Mundo

Los casos de Covid-19 se disparan en Cataluña y Barcelona estudia restringir actividades

Los casos de coronavirus siguen aumentando en la norteña Cataluña, la zona con el mayor rebrote de España, con Barcelona como nuevo foco de preocupación, lo que llevó hoy a la alcaldesa de la ciudad, la progresista Ada Colau, a plantear la posibilidad de restringir algunas actividades.

"Hemos empezado a valorar tomar una medida de restricción de actividad, pero en ningún caso el confinamiento general de la ciudad de Barcelona", dijo Colau.

La alcaldesa de la capital de Cataluña propuso dar un "pequeño paso atrás" en la "nueva normalidad", en una conferencia de prensa brindada tras reunirse con las autoridades del gobierno local, que están a cargo de la gestión de la crisis sanitaria del coronavirus desde que España abandonó el estado de alarma y transfirió las decisiones a los gobiernos regionales el 21 de junio último.

De acuerdo con los últimos datos oficiales, Cataluña registró en las últimas 24 horas casi 1.000 nuevos contagios, concretamente 938 positivos en Covid-19, de los que 199 corresponden a la zona de Lérida, y 138 a Segria, áreas en las que en los últimos días se endureció el confinamiento de la población que había sido decretado la semana anterior.

"La velocidad de los contagios es muy elevada", advirtieron las autoridades, que están realizando una gran cantidad de pruebas diagnósticas.

El otro gran foco en la región está en la ciudad de L'Hospitalet de Llobregat, con 21 nuevos contagios (casi 250 en la zona sanitaria), y en tres barrios que son de los más densamente poblados de Europa, las autoridades regionales recomendaron a unos 100.000 vecinos que no salgan de sus casas.

También se pide a los ciudadanos que restrinjan su actividad social y a bares y restaurantes, limitar la capacidad al 50%. Además, el municipio suspende actividades culturales y de ocio.

El Gobierno catalán pretendía limitar por decreto las reuniones de más de 10 personas, pero un juez vetó esta decisión.

La idea del Gobierno local, que ya chocó con la justicia cuando quiso confinar Lérida -una jueza determinó que limitar la movilidad de los ciudadanos sólo lo puede hacer el Estado central mediante el estado de alarma- es que sus recomendaciones se sigan durante 15 días para evitar medidas más restrictivas.

La alcaldesa de L'Hospitalet, la socialista Núria Marín, advirtió del riesgo que supone esta situación para Barcelona, ciudad colindante y también densamente poblada.

"La semana pasada se triplicaron los casos en relación con la anterior, es un aumento de contagios que nos debe preocupar, aunque no alarmar", sostuvo hoy Colau, quien precisó que actualmente hay "29 pequeños brotes activos en Barcelona".

No obstante, la alcaldesa de la capital catalana explicó que la principal preocupación es que "el sistema de seguimiento de los casos y contactos no está funcionando suficientemente bien".

En ese sentido, Colau ofreció al gobierno regional del independentista Quim Torra crear una oficina técnica para mejorar el rastreo y, concretamente, entre 40 y 50 empleados municipales para que trabajen como "rastreadores", algo que fue rechazado.

"No se descartan tomar otras medidas de contención", sostuvo la alcaldesa, antes de insistir en las medidas de prevención y advertir que los contagios se están produciendo en la "sociabilidad informal y cercana", es decir, entre amigos y familiares, con quienes se relajan las medidas.

Por su parte, el presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, afirmó desde Suecia que la detención de rebrotes "no tiene por qué ser negativos", ya que en la mayoría de casos son personas asintomáticas, y "la capacidad anticipadora del sistema es potente".

El coronavirus causó más de 28.400 muertos y contagió a 250.000 personas en España, donde actualmente hay más de 120 rebrotes, el último registrado en Asturias.

En tanto, la inmensa mayoría de los españoles (87%) cree que las medidas que se tomaron hasta el momento para frenar al coronavirus fueron necesarias, pero seis de cada 10 considera que, ante la evolución actual de la situación, habría que adoptar algunas de control y aislamiento más exigentes, según el barómetro del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS).

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error