Lunes 29de Noviembre de 2021CORRIENTES20°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$99,75

Dolar Venta:$105,7

Lunes 29de Noviembre de 2021CORRIENTES20°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$99,75

Dolar Venta:$105,7

/Ellitoral.com.ar/ Especiales

Un avión de Aerolíneas casi choca contra un ovni

Avión. Una aeronave similar a esta fue protagonista del hecho.
Recuerdo. Así graficó nuestro recordado dibujante Chaque el extraño caso.

Por Francisco Villagrán

villagranmail@gmail.com

Especial para El Litoral

El 3 de agosto de 1995 el avión de Aerolíneas Argentinas, vuelo 674, fue protagonista de un increíble caso de encuentro en el aire con un extraño objeto volador no identificado, cuando se disponía a descender en el aeropuerto de Bariloche, esta luz que lo había acompañado en el último tramo, se le puso adelante y estuvo a punto de ocasionar un accidente fatal. El comandante del avión de Aerolíneas  Argentinas, Jorge Polanco, relató que cuando estaba a punto de aterrizar en el aeropuerto de Bariloche, ya cayendo la noche, debió realizar una maniobra desesperada para no colisionar con el extraño objeto que volaba muy cerca al frente de su avión. “Parecía una aeronave normal, dijo, pero allí fue cuando realizó una rápida ascensión en forma vertical violenta, que esperábamos perfore un manto de nubosidad que había en la zona, pero no sucedió así. Por lo contrario, el ovni se detuvo bruscamente dentro del manto de nubes, al costado de avión de Aerolíneas, que ese momento estaba girando”.

Tanto el comandante Polanco como la tripulación del avión comercial y los pasajeros fueron testigos directos de la presencia de este extraño objeto luminoso y las maniobras que realizó cerca del avión, poniendo en peligro el descenso en el aeropuerto. “En determinado momento parecía que se nos venía encima, pero frenaba muy cerca del avión, como si estuviera jugando, fue un momento aterrador”, señalaron los asustados tripulantes. Este es uno de los tantos casos ocurridos en el mundo sobre encuentros en el aire con extraños objetos volantes. Pero en este caso hubo un testimonio inesperado: un avión de Gendarmería que también se estaba acercando al aeropuerto de Bariloche, con un grupo de oficiales a bordo, fue testigo directo y privilegiado de los hechos que estaban sucediendo muy cerca de ellos.

Valioso testimonio

El piloto de un avión de Gendarmería nacional que volaba a escasa distancia de la aeronave comercial, comandante Juan Domingo Gaitán, confirmó haber visto esa noche una intensa luz que se desplazaba a gran velocidad muy cerca del avión de Aerolíneas. “Vimos sobre el lago Nahuel Huapí, dijo, cuando íbamos a unos 11 mil pies, una luz muy intensa de color ámbar, que aumentaba  y disminuía de intensidad y se desplazaba a gran velocidad hacia la Cordillera”. Además, en el avión de Gendarmería iban algunos oficiales que también testimoniaron el extraño hecho, lo cual le al testimonio u carácter de “cuasi oficial”, aunque no lo fuera. En tanto, para el investigador de RAO, grupo de ovnis, Carlos Ferguson, el fenómeno de Bariloche se trató sin duda alguna de un ovni, aunque no se puede afirmar con seguridad de que sea una nave extraterrestre. El experto reveló que ese mismo día, pero a las cuatro de la mañana, un matrimonio que viajaba desde Río Grande a Ushuaia, observó una luz brillante muy extraña que realizaba movimientos de ascenso y descenso. La novedad fue comunicada por el representante de la RAO en esa ciudad austral y si bien puede o no estar ligado al caso, demuestra que este fenómeno continúa manifestándose en todo el país. El avión de Gendarmería se dirigía a Bariloche para concretar una evacuación sanitaria, el piloto señaló que “cuando el avión de Aerolíneas nos sobrepasó, vimos a su derecha la luz que lo acompañaba. Lo vimos claramente en forma de luz, muy intensa, lo que nos impedía distinguir cualquier tipo de estructura”.

Según el coordinador sobre la red de estudios sobre ovnis que integran ocho países el cono sur, entre ellos Argentina, Brasil y Estados Unidos “no es conveniente afirmar todavía si es una nave extraterrestre, hay que ser cautos y esperar”. Es uno más de los tantos casos que se han dado en todo el mundo y que a la fecha ya suman más de 500. Sin embargo este caso puntual tiene un peso extraordinario porque fue visto por testigos altamente calificados de las fuerzas de seguridad, aptos para desentrañar todo tipo de fenómenos aéreos.

Los pilotos de los dos aviones, algunos de sus acompañantes, técnicos de la torre de control del aeropuerto de Bariloche y pasajeros del avión de Aerolíneas coincidieron en haber visto un objeto de características fuera de lo común, un hecho confirmado por la misma Fuerza Aérea en un comunicado, cosa más que inusual. Hubo una gran cantidad de  testigos desde diferentes puntos de la ciudad, además, el objeto fue detectado por los aparatos de la torre de control y produjo efectos magnéticos en esa misma torre. Todo esto no hace más que sumar elementos y testimonios no solo humanos, sino también físicos, que le dan una realidad irrefutable a este caso, uno de los más fundamentados y sólidos de los últimos tiempos. Tanto el comandante de Aerolíneas, Jorge Polanco, como el del avión de Gendarmería, Juan Domingo Gaitán, fueron entrevistados por numerosos medios periodísticos, radiales y televisivos, destacando la veracidad y honestidad de sus declaraciones, que coincidieron en un ciento por ciento.

Pero no es esta la primera vez que ocurre un caso así en el aeropuerto de Bariloche,  ya que el 23 de julio de 1968, personal de la torre de control y pilotos de Aerolíneas, reportaron haber visto una extraña y potente luz blanca, que realizaba maniobras anti convencionales, en la cabecera de pista del aeropuerto, sin que se pudiera determina nunca que fue. La presencia de esta extraña luz duró unos cinco minutos en la zona, hasta que se perdió a gran velocidad en la oscuridad de la noche. En la actualidad ya es normal observar luces extrañas atribuidas a ovnis desplazándose a gran velocidad sobre los cielos del sur del continente.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error