Jueves 20de Enero de 2022CORRIENTES37°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$103,0

Dolar Venta:$109,0

Jueves 20de Enero de 2022CORRIENTES37°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$103,0

Dolar Venta:$109,0

/Ellitoral.com.ar/ Opinión

Los problemas de la Argentina llevan 70 años

Los problemas de Argentina llevan 70 años. Somos una economía mixta, parte de la propiedad de los medios de producción es privada y parte pública. Una economía capitalista y socialista, y en aquel entonces teníamos un sistema económico absurdo.

No hay mercado, y eso lo podemos constatar en el hecho de que aumentó el precio internacional de la carne. Eso significa que como somos grandes productores de carne en el sector capitalista y tenemos que aumentar la producción, disminuir el consumo y aprovechar fuertemente las exportaciones de carne. Eso si fuéramos un capitalismo con mercado. Pero no lo somos. Entonces lo que se hace es tratar de que esos precios internacionales no se reflejen al productor interno. Consecuentemente el consumo no baja, la producción no sube y tenemos niveles de exportaciones menores.

La decadencia del país tiene señales dramáticas, la primera fue decir que en la primera mitad del siglo merodeábamos el top 10 de la economía mundial, y hoy el top 100.

Es increíble que una economía haya tenido ese problema de decadencia a largo plazo.

Otra señal es que tenemos frecuentes crisis y no solo es un problema de organizaciones sino que tiene un componente macroeconómico de corto plazo.

Necesitamos un marco macroeconómico correcto, que abra la economía que tenga un sesgo agroexportador para no tener esa escasez crónica de dólares, que es la madre de todas las crisis. 

Segundo, que sea un sistema con gran consolidación fiscal. Aquí no hay una situación fiscal manejable: hay una situación de déficit, de endeudamiento y de crisis. 

La consolidación fiscal significa costos políticos de muy corto plazo y consecuentemente no le podemos pedir, desde el punto de vista de la racionalidad positiva, que un gobierno de turno esté muy interesado. Menos ahora que tenemos elecciones cada dos años y las urgencias político-electorales son tan grandes. 

Por Adolfo Sturzenegger, economista

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error