Lunes 24de Enero de 2022CORRIENTES38°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$103,2

Dolar Venta:$109,2

Lunes 24de Enero de 2022CORRIENTES38°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$103,2

Dolar Venta:$109,2

CORRIENTES :

CORONAVIRUS: 15.612 CASOS ACTIVOS - MUERTES: 1.788 (ACUMULADAS)

/Ellitoral.com.ar/ Espectáculos

Qué dijo la China Suárez en la entrevista con Alejandro Fantino

La actriz no evadió ningún tema y describió con lujo de detalles qué es lo que más le atrae a la hora de enamorarse.

Seis días después de que Wanda Nara rompiera el silencio en una charla exclusiva con Susana Giménez, se estrenó el mano a mano de Eugenia La China Suárez con Alejandro Fantino a través de la plataforma Star+. A más de un mes del escándalo bautizado como Wandagate, donde la actriz fue señalada como la tercera en discordia en el matrimonio de la empresaria y Mauro Icardi, la ex Casi Ángeles respondió todas las preguntas del periodista. Incluso detalló qué tipos de hombres le resultan atractivos, y aunque aclaró que por el momento se siente bien con su soltería, reconoció cuáles son los rasgos de la personalidad que capturan su atención a la hora de empezar una relación.

La actriz se refirió al episodio. "La pasé mal", aseguró la actriz sobre lo sucedido, sin mencionar nunca de manera directa a Wanda Nara y Mauro Icardi. "Nunca sentí que tenía que dar explicaciones. El día que mis hijos me pregunten, a los únicos que le voy a dar explicaciones es a ellos", afirmó.

"Entendí que siempre se va a hablar. Es el precio de vivir con la libertad con la que vivo. No me importa el qué dirán", dijo La China, y aseveró que "muchas de las cosas no son verdad". "Hay una imagen en los medios de comehombres que no es así", remató.

Más adelante en la entrevista lanzó una frase al hueso: "Creo que la monogamia no es natural". "Creo que hay que prestarle atención a las nuevas generaciones, no tienen etiquetas. Yo tengo una parte más conservadora", consideró.

Sin dejar claro a qué se refería, pero en alusión al Wandagate, afirmó que “resolví en privado” lo que tenía que hablar y que tienen “la conciencia tranquila”.

Asimismo, dijo que mucha gente la defraudó durante el escándalo, se quejó de la cultura de la cancelación y las agresiones que se reproducen en redes sociales. Además descartó que una reconocida escritora haya sido la autora de su descargo público en los días más álgidos del Wandagate.

También dijo que está "sola, así estoy bien". Y se quejó de que "siempre las explicaciones se les piden a las mujeres" y que "a los hombres nunca se los juzga". "Desde chicas nos ponen a las mujeres en la cabeza que tenemos que competir", añadió.

"Hay mujeres que hablan desde un lugar moral de poca empatía", opinó y señaló que "el machismo de las mujeres es el peor".

La actriz contó que durante el Wandagate trató de desconectarse pero que "las cosas te llegan siempre por algún lado, aunque intentes cerrarte". "Estaba en Madrid con la cabeza muy en eso", señaló sobre la película que grabó en España.

"Trato de mirar todo desde arriba, y pensar que lo importante es que tenemos salud. Hay momentos en los que lo llevo mejor y otros en los que sufro más", se confesó. "Mi familia son mis tres hijos, no necesito un hombre al lado", aseguró.

En el inicio de la entrevista habló sobre su personalidad y el vínculo con su familia. "Soy muy vergonzosa aunque no parezca", aseguró. Y sobre la separación de sus padres, agregó: "Yo nunca tuve eso de que los padres tienen que estar juntos pase lo que pase. El regalo más grande que me dieron mis padres es haberse separado".

“Yo soy esto. Me querés o me dejás”, dijo sobre el cierre de la entrevista. "Soy feliz", concluyó.

Situación sentimental

Un tema inflatable en la conversación fue la situación sentimental de la actriz, y explicó que después de tanta exposición se está tomando un tiempo para volver a darse una oportunidad amorosa. “Es raro que yo diga esto, porque siempre estuve de novia, y me gusta la soledad, pero me gusta mucho también estar de novia; soy enamoradiza , confío y apuesto”, dijo en un comienzo sobre su actitud al momento de dejarse llevar por un flechazo inesperado. Fantino no dejó pasar su declaración y le preguntó: “¿Qué te gusta en un tipo? ¿Te gusta que tengan una cierta intelectualidad? ¿Le das importancia a lo físico?”.

“No, de hecho mis novios fueron súper diferentes. Viste que hay gente que tiene como un patrón: yo tengo una amiga que me dice ‘me gustan altos y rubios’, y yo le digo ‘bueno boluda, entonces te lo querés mandar a hacer y eso no existe’”, respondió sin vueltas La China. Y luego dio un paso más para sincerarse sobre qué tipo de hombre despierta su interés: “En mi caso tiene que ver con la personalidad, en general me gustan los introvertidos. No me gustan los hombres que hablan tanto por ejemplo, y el que es el centro de atención en una reunión no me gusta”.

“Me llama más la atención el que está apartado, calladito y me genera curiosidad el por qué no habla”, admitió. En este sentido, su respuesta se condice con algunas de sus parejas anteriores: Nicolás Cabré, padre de su hija Rufina, se caracteriza por ser escueto a la hora de dar declaraciones y mantiene un bajo perfil al punto de no tener redes sociales; mientras que el actor chileno Benjamín Vicuña brinda algunas entrevistas, pero también resguarda su privacidad y sólo rompe el silencio en ocasiones específicas. En cuanto al coqueteo con el delantero del PSG, el futbolista también sueler ser un “hombre de pocas palabras”, con cierta timidez ante los medios de comunicación y contrasta con la experiencia mediática de su esposa.

Atónito por la descripción de sus gustos románticos, Fantino redobló la apuesta y se animó a confesar que varios de sus amigos suspiraron cuando supieron que la entrevistaría: “Qué difícil debe ser conocerte, los flacos se deben quedar... algunos amigos míos me dijeron: ‘Me muero’, porque sos muy linda y algunos como que te tienen terror”. Incrédula, la actriz lo contradijo: “Eso porque tienen una imagen construida de mí que no soy, no soy la femme fatale; después me conocen y soy un pibe más; cuando me ven con mis hijos, con mis amigos, se dan cuenta que no soy la de Instagram”.

El periodista le consultó si nunca le había pasado que algún pretendiente “se apichonara” ante una primera cita. “Nunca un hombre me reconoció eso, sí me han dicho mucho que al principio que yo tengo mucha cara de orto, y evidentemente me lo empecé a creer, porque si me lo dice más de una persona... les parecí antipatiquísima, debe ser que lo hago como para que no crean que me los quiero levantar, no sé, hay algo ahí todavía que tengo que descubrir, lo voy a hablar con mi psicólogo”, expresó la actriz.

Fantino quiso saber si actualmente está yendo a terapia y la entrevista hizo otra confesión: “Ahora no, y tengo que volver, ¡urgente! Creo que todos deberíamos psicoanalizarnos”. En referencia a la lluvia de críticas que recibió cuando se hizo público su affaire con Icardi, reconoció que en un principio la afectaron las repercusiones, y no pudo evitar defraudarse de los comentarios de algunos de sus allegados, pero rápidamente retomó su filosofía de vida: “Siempre se va a hablar, ya lo tengo aceptado, pero no es ‘el precio de la fama’, porque siempre odié esa frase. Es el precio de la libertad con la que vivo yo, desde que soy muy chica. Hay gente a la que le da más miedo ‘el qué dirán’, a mí nunca me importó”.

“Yo nunca sentí que tenía que dar explicaciones. Y a lo mejor suene soberbio o rebelde, pero yo no... El día que mis hijos me pregunten qué es lo que quieren saber, a los únicos a los que les voy a dar explicaciones es a ellos”, remarcó. El periodista se asombró por su sinceridad y elogió su postura: “Te veo muy plantada, Euge”. Y la actriz profundizó sus argumentos: “Es que yo ni a un novio me banco que me vengan a pedir explicaciones. ‘¿Dónde saliste, con quiénes estuviste, quiénes estaban?’... No tengo tolerancia para esas cosas. Hay algo que tiene que ver con la intimidad y con la privacidad que yo quiero mantener a lo largo de mi vida. Yo no soy un personaje, yo soy yo... Ojalá me hubiese salido hacer un personaje. A mí me quieren y me odian por las mismas razones: por mi personalidad”.

Infobae y Ámbito

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error