Martes 06de Diciembre de 2022CORRIENTES38°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$168,0

Dolar Venta:$176,0

Martes 06de Diciembre de 2022CORRIENTES38°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$168,0

Dolar Venta:$176,0

/Ellitoral.com.ar/ Vivir Bien

Consejos para mantener sana la piel en primavera

Los cambios de estación suponen una novedad para nuestra piel y es necesario adecuarla a la nueva situación. Esta adaptación debe tener más en cuenta las circunstancias climatológicas reales que las teóricas, pues sabemos que la inestabilidad atmosférica provoca alteraciones impropias de la estación. Y a ello debemos atenernos porque, como dice el dicho popular: “es lo que hay”. 

El aumento de la temperatura, la disminución de la humedad y el posible aumento de la radiación solar (si se confirman las advertencias de los científicos sobre el cambio climático) tendrán también sus consecuencias sobre la piel ya que las circunstancias mencionadas tenderán a favorecer el fotoenvejecimiento, dermatosis y procesos alérgicos.

La primavera no solo trae días más largos, por lo que estamos expuestos al sol durante más horas, sino que también el buen tiempo invita a pasar jornadas enteras al aire libre. ¿Cómo debemos proteger la piel? ¿Qué medidas tomar para que luzca luminosa e hidratada? ¿Hay que incorporar nuevos elementos a las rutinas diarias? ¿Cuáles de los cuidados del invierno persisten, y cuáles debemos dejar atrás y por qué?

La médica dermatóloga Ana Raimondi, integrante de la Sociedad Argentina de Dermatología (SAD), sostiene que debemos llegar a la primavera con la piel en buenas condiciones, en alusión tanto a la dimensión estética como a la vinculada a la salud en su sentido más amplio. "Lo primero a tener en cuenta es que la piel esté en condiciones óptimas, esto es, haber realizado control de lunares y manchas, y tratamientos de acné en caso de ser necesario, entre otros. Durante el invierno aprovechamos para hacer estos procedimientos", destaca la dermatóloga.

“La primavera es una estación con muchos cambios de clima, un día hace calor, mucho sol y al siguiente llueve y hay viento. Nuestra piel percibe todas estas variaciones e igual que nosotros, tiene que adaptarse a ellas. Por eso, es tan importante cuidarla”. En este punto, la médica especialista en medicina funcional y estética Priscila Dzigciot (MN 129.206) hizo hincapié en lo que para ella son las tres claves para el cuidado de la piel.

Y enumeró: “La limpieza nunca se debe saltear. Luego, para una correcta hidratación es importante que al elegir las cremas y sérums para la piel en primavera, se tenga en cuenta la textura. Lo mejor es elegir una crema con textura ligera, con activos humectantes como por ejemplo la glicerina, el ácido hialurónico, distintos extractos vegetales. Además, es importante que la crema también contenga antioxidantes para proteger la piel de los efectos de la contaminación, sobre todo en la gran ciudad. En este caso, la vitamina C es un gran aliado”.

Por último, y nunca mejor dicho “pero no menos importante”, la protección solar. “Aunque es importante durante todo el año, con el aumento de las temperaturas es más importante aún. Usar como mínimo un factor de protección 30 -recomendó la directora médica de Bace-. Si se va a pasar mucho tiempo al aire libre, utilizar factor 50 y reforzar cada dos horas”. “Otro aspecto fundamental para mantener la piel sana e hidratada es mantener una buena alimentación. El consumo de frutas y verduras aporta al organismo vitaminas, antioxidantes y minerales”, agregó. La protección es fundamental e innegociable; exponerse al sol sin el cuidado correcto puede provocar manchas, arrugas, flacidez, sequedad, tumores benignos o melanomas.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error