Sabado 25de Mayo de 2024CORRIENTESPronóstico Extendido

Dolar Compra:$869,5

Dolar Venta:$909,5

Sabado 25de Mayo de 2024CORRIENTESPronóstico Extendido

Dolar Compra:$869,5

Dolar Venta:$909,5

/Ellitoral.com.ar/ Ciudad

Vecinos de La Tosquera presentarán un petitorio para reunirse con Tassano

Un grupo de familias que residen en el barrio se presentaron en el Concejo Deliberante del Municipio para exigir una nueva reunión. El objetivo es encontrar soluciones a la regularización de sus tierras.  

Los vecinos del barrio La Tosquera se acercaron al Concejo Deliberante el jueves para pedir a la Comuna una nueva reunión con el fin de encontrar respuestas sobre la presencia del Fideicomiso de Santa Catalina en las tierras que residen. También pedirán que se entreguen los lotes a cada familia que habita en el barrio.

En el petitorio reclaman que en la reunión que habían tenido en Casa Molina en el mes de mayo, el Fideicomiso se había comprometido a cumplir ciertos compromisos. Los vecinos reconocen que al día siguiente se cumplieron algunos de los pedidos, pero hace más de un mes que no obtienen soluciones sobre las causas penales a seis familias que fueron denunciadas por usurpación. 

A principios del mes de mayo sucedieron algunos hechos alarmantes como la destrucción de algunas casas construidas de manera precaria, la quita de las pertenencias a algunos vecinos y seis familias habían sido desalojadas. El desalojo no perduró por mucho tiempo, ya que las personas fueron restituidas a sus tierras y se les devolvió los elementos que fueron sustraídos en los desalojos. 

Aunque los vecinos en dicha reunión pidieron que se quitaran las denuncias, sus causas penales continúan su curso legal.

Estefania, una de las vecinas del barrio, contó a El Litoral: “En cada reunión que tuvimos con los miembros del Fideicomiso, ellos nos plantearon que no tienen autoridad resolutiva y no pueden dar soluciones sobre las denuncias”.

La Tosquera se encuentra conformada hace aproximadamente 45 años en la ciudad. Sin embargo, los residentes aún no gozan de agua potable, luz eléctrica ni servicios básicos para vivir. Las viviendas de sus habitantes están construidas de manera precaria y las familias no poseen la titularización de sus terrenos.

Actualmente, las casas están ubicadas en lugares con riesgo de inundación, lo cual perjudica aún más su situación.

Existe una posibilidad de donar los terrenos municipales que fueron ocupados por los vecinos del barrio. Para que esto se cumpla, primero deben realizar el relevamiento de las familias que residen en el lugar para determinar cuántos lotes deberían ser donados. 

Estefanía contó a El Litoral: “Con los vecinos estamos realizando el relevamiento. Esto nos permite tener la seguridad de cuántos somos y, al mismo tiempo, para que no ingresen nuevas familias y que no saquen a las que ya estamos”. 

Un grupo de personas que residen en el barrio, junto con organizaciones sociales y miembros de las redes de derechos humanos, programaron censar los sábados. Durante las jornadas de relevamiento planean realizar ollas populares, meriendas, entretenimiento para los más chicos, entre otras actividades. 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error