Jueves 29de Septiembre de 2022CORRIENTES14°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$145,0

Dolar Venta:$153,0

Jueves 29de Septiembre de 2022CORRIENTES14°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$145,0

Dolar Venta:$153,0

/Ellitoral.com.ar/ Sociedad

Qué sanciones se esperan en el Ejército por la muerte del subteniente en Corrientes

El ministro Jorge Taiana ratificó que habrá “tolerancia cero” para estos casos. La recepción de los nuevos oficiales en los regimientos suele incluir bromas y abuso de autoridad.

La sombra de la  destitución asoma en el horizonte de los11 oficiales separados preventivamente  por orden del ministro de Defensa, Jorge Taiana, a raíz de la muerte del subteniente Matías Ezequiel Chirino, luego del trágico asado de recepción en el Grupo de Artillería de Monte 3, de Paso de los Libres.

El militar, que había cumplido 22 años el 11 de junio, sufrió una descompensación fatal, al cabo de un festejo en el que aparentemente hubo  excesos de alcohol y comida,  como parte de una costumbre frecuente en los cuarteles militares para recibir a los nuevos oficiales.

VER MÁS: Tragedia en Corrientes: murió un subteniente del Ejército tras una fiesta de iniciación

“Es completamente inaceptable que dentro de las Fuerzas Armadas existan este tipo de prácticas, en las que se observa un  abuso de autoridad. La exaltación del machismo y de muestras de hombría no son exclusivas del mundo castrense, pero en un ámbito tan jerárquico como el militar esto debe ser sancionado con mucha dureza”,  declaró el ministro Taiana, quien se comunicó con Ezequiel Chirino, el  padre de la víctima  y le expresó sus condolencias y su compromiso para esclarecer lo que pasó.

En fuentes castrenses admiten que son habituales las recepciones que incluyen bromas y algún tipo de acoso, al estilo bullying, para los nuevos oficiales, que pagan “un derecho de piso”. El envío de los recién llegados a “misiones ficticias”, como mandarlos de campaña a la montaña para tareas de reconocimiento, sin ningún objetivo específico, o el cambio de uniformes entre el personal militar -por ejemplo, un sargento cocinero se hace pasar por el segundo jefe del regimiento e imparte órdenes a los flamantes subtenientes-, son algunas costumbres que vienen de antaño y que en pocas unidades se intenta desalentar.

Este clima de virtual sometimiento se extiende, a veces, durante dos o tres días.  Hay subtenientes que han sido citados con su uniforme de gala para realizar un recorrido por salas de máquinas, con lo cual terminaron la visita con la vestimenta totalmente engrasada y sucia. Aunque públicamente no lo justifican, fuentes castrenses equiparan estas prácticas con las despedidas de solteros.

VER MÁS: La triste despedida de la novia del subteniente del Ejército que murió en Corrientes

En el Colegio Militar hubo un caso en el escuadrón de Caballería, donde se realiza la tradicional “chota”: los cadetes de segundo año, al llegar al arma, deben pasar por una doble fila, en la que los compañeros de los cursos superiores los golpean con la fusta. Un estudiante terminó severamente lastimado y eso le costó la carrera al encargado del escuadrón, que era el cadete más antiguo de cuarto año.  Otro hecho que terminó con sanciones ocurrió el año pasado en el Liceo Aeronáutico Militar de Funes, cerca de Rosario.

En tanto, el Ejército abrió este mes una investigación para determinar si el postulante a soldado voluntario Marcelo Exequiel De la Sota, perteneciente a la Base de Apoyo Logístico Curuzú Cuatiá, recibió un “trato abusivo” por parte de los subinstructores del Núcleo de Instrucción Básica en el Batallón de Comunicaciones 121, de Mercedes, en Corrientes, a raíz de un cuadro de insuficiencia renal que sufrió y obligó a su internación, de la que se recupera ahora en su domicilio.

VER MÁS: Internaron a un soldado en Corrientes: el Ejército investiga tratos abusivos

Asado para todos

“Lo clásico es que el que recién se incorpora a la unidad pague un asado para todos los oficiales, con bebidas y cigarrillos de primera marca”, confió una fuente militar. En esa línea, en las últimas horas trascendieron  mensajes de Whatsappentre los miembros del Grupo de Artillería de Paso de los Libres, que le indicarían al subteniente Chirino una lista de bebidas sugeridas para la recepción fatal:“Cerveza, whisky, vino, en ese orden”, “obviamente, cerveza Corona. Whisky Jack Daniels” y “no se olviden de los puchos”.

El trágico desenlace llevó al jefe del Ejército, general Guillermo Olegario Pereda, a trasladarse a Holmberg, cerca de Río Cuarto, para expresar personalmente sus condolencias al padre del militar, quien resumió en pocas palabras su visión de los hechos: “A mi hijo me lo mataron”.

VER MÁS: La novia del militar que murió en Corrientes contó detalles de esa noche

Como resultado del impacto, el comandante de la Brigada de Monte XII, coronel Sergio Jurczyszyn, de la que depende la unidad militar, presentó ante la Justicia una denuncia por “abandono de persona” contra los oficiales separados.

Desde 2009, las Fuerzas Armadas solo tienen atribuciones disciplinarias en la investigación de estos hechos, dado que dejó de existir la jurisdicción militar “en tiempos de paz” y los delitos se investigan en la justicia federal.

En ese marco,  la destitución es la sanción más alta y el antecedente más resonante fue el caso del hundimiento del submarino ARA San Juan.  En marzo de 2021, el Consejo General de Guerra destituyó por “negligencia” al capitán de navío Claudio Villamide, quien dirigía la Fuerza de Submarinos en la Armada. También se aplicaron sanciones de “arresto riguroso” a otros oficiales navales responsables.

La existencia de las cuestionadas prácticas en las Fuerzas Armadas fue ratificada por Taiana. “Los subordinados se ven obligados a acatar las órdenes de sus superiores, que no son propias del accionar, ni de la tarea militar”.

En las filas castrenses, la evaluación es “sumamente negativa” y, al diferenciar entre la tradición y las costumbres, sentenciaron que “era una costumbre de hace muchos años”. Una fuente militar pronosticó que las medidas van a ser todo lo duro que el código de disciplina lo permita”. Para la mayoría, el Ejército “está de luto”.

El ministro de Defensa aseguró que hay una decisión clara de no permitir que estos abusos continúen. “Por eso vamos a seguir fortaleciendo las campañas de concientización hacia adentro de las fuerzas”, dijo Taiana a La Nación.

Y concluyó: “Tendremos tolerancia cero para este tipo de situaciones. La justicia militar, a través de un oficial auditor instructor, está realizando las investigaciones disciplinarias correspondientes y ya fueron suspendidos once oficiales involucrados en el hecho. Además, estamos a disposición de la justicia federal para colaborar en lo que haga falta”.

La Nación

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error

Comentarios