Lunes 20de Mayo de 2024CORRIENTESPronóstico Extendido

Dolar Compra:$865,5

Dolar Venta:$905,5

Lunes 20de Mayo de 2024CORRIENTESPronóstico Extendido

Dolar Compra:$865,5

Dolar Venta:$905,5

/Ellitoral.com.ar/ Horóscopo

Anécdotas a todo volumen

Son hechos que alimentan nuestra evolución que fueron grabados para siempre por nuestra mente.

n Son tan precisas que hasta suenan poniendo tonos a las anécdotas que una vocación fue registrando con el correr de los años, enriqueciendo, dando cuerpo al quehacer cambiante, dinámico de las comunicaciones.

Las anécdotas adquieren valor relevante porque amamos lo que hacemos.

Es como el caleidoscopio que con solo moverlo se presenta ante nuestros propios ojos como las mil figuras geométricas cambiantes que pequeños vidrios de colores van conformando en el final del cilindro, donde está puesta nuestra mirada.

Es el asombro y la develación que a cada movimiento cambia de formas, creando todos los diseños posibles. Son como las anécdotas que cada vez que las recordamos recobran detalles que al principio no los habíamos captado.

El solo ingreso a un estudio de radio, casi en penumbra pero con luz, aggiorno en el centro del escenario, donde obra la creación de la palabra, la mesa de periodistas y locutores probando desde todos los ángulos el micrófono Noiman que nada se le escapa, ya es de por sí un milagro que no nos deja de sorprender, sumiéndonos en ese ámbito de misterio y felicidad, mientras la implacable luz roja nos advierte que “estamos en el aire”. 

Muchas han sido las anécdotas que uno va cosechando, poniéndolas bajo el brazo y conteniéndolas para que nada se pierda, se olvide, o diluya.

Recuerdo perfectamente, adolescente aún, cuando con tal de hablar, presentaba una audición de la Acción Católica, en el mismo estudio que hace una vida alterno, sueño y me dispongo: LT7 Radio Corrientes AM.

El estudio “A”, el clásico y tradicional estaba dispuesto para que el público asistente esté cómodamente sentado siguiendo las alternativas de un programa en vivo. El mismo lugar y desde esos micrófonos cantara Julio Sosa con la orquesta de Leopoldo Federico, presentado por el correntino Carlos Larry, residente en Buenos Aires que había revivido en los estudios de LR1 Radio El Mundo, como homenaje al tango y la radio: “El Glostora Tango Club, complementando su voz con otro grande, Agustín Villoria. 

Haber compartido en Radio Mitre, de la calle Mansilla, en pleno Barrio Norte, con grandes del mettier y hablar sin tapujos de igual a igual en su teatro auditorio, donde me otorgaron el Premio “Néstor Ibarra”, no tiene precio. Esos iguales, eran Lalo Mir, Magdalena Ruíz Guiñazú, Slotowaisda, Ernesto Tenenmaun, Fanny Mandelbaum, Sergio Hendler entre otros, y los profesionales de la casa, tanto de AM como FM. Conversar de temas comunes de la profesión que una distinción se permite abrir la puerta para verlas y comprenderlas desde adentro mismo, es un regalo del cielo para quienes amamos esto.

Por esa locura de contener en un cassette a las figuras que pasaban por Corrientes, el mozo de la Confitería Orly, me anotició que estaba parando allí, Jorge Sobral la gran voz que lo llevó a cantar con Piazzolla, algunas otras orquestas hasta ser solista, como así actor de cine y televisión. Tomamos café y la charla se extendió más allá del tiempo debido, enriquecida con sus recuerdos, como cuando Astor Piazzolla lo invitó a cantar “Balada para un loco” para concursar en el Festival de la Canción Buenos Aires que se realizó en el Luna Park de Buenos Aires. El problema era que ya con anterioridad se había ya comprometido con los autores del “Hasta el último tren”, Julio Ahumada y Julio Camilloni. Bueno, la reacción de Astor no se hizo esperar, dado su explosivo temperamento, para colmo de males, ganó el tango que interpretó Sobral, saliendo segundo “Balada para un loco”, cantado por Amelita Baltar. Dijo Sobral, la bronca duró un poco tiempo, primó la amistad y el respeto profesional de ambos.

Estando cubriendo para el Noticiero de Canal 13 Corrientes, me tocó instalarme en el “Barco de la cultura”, un plan implementado por Cultura de la Nación, utilizando para ello el barco más conocido como “paquete” que cubría la carrera de Buenos Aires-Asunción del Paraguay, con artistas diversos que actuaban en los puertos de recalada emplazados en el trayecto del Río Paraná: Rosario-Paraná-Santa Fe-Corrientes-Paraguay. 

En esta oportunidad era Osvaldo Piro dirigiendo la Orquesta de Buenos Aires con la voz de Raúl Lavié. Luego del reportaje, le dije a Piro que la libertad evolutiva de su música me hacía recordar a los músicos de jazz, que se brindan ese vuelo de creatividad maravillosa. Para mi asombro, nos trenzamos hablando de jazz, pudiendo comprobar su gran conocimiento y afición a ella. Lo cual la tornó amena, abierta, emotiva, charlando con Raúl Lavié y Osvaldo Piro como si nos hubiésemos conocidos desde hace rato.

Eso tiene de sorpresa el después de un reportaje, la dimensión que a veces torna la palabra, adquiriendo visos de aprendizaje, conociendo gratamente a las personas.

Con Eduardo Aliverti, gran voz, conocimiento y el mérito de ser el Regente y mentor de la Escuela Argentina más importante de Enseñanza Radiofónica y Televisiva, ETER.

Estando nominado para el Martín Fierro Federal, hace bastante tiempo en Neuquén, siempre portando un grabador en mano, luego de la cena de gala con todos los nominados y artistas invitados, lo vi a Eduardo Aliverti, sólo, meditabundo. El atinó que un provinciano como yo, estaba buscándolo tímidamente para conversar. El acababa de venir de una enfermedad que lo había dejado sin cabello, al verme titubeante, indeciso, me dijo “flaco”, veni a sentarte conmigo, tranquilízate, tomamos un tinto y la conversación surge sola. No lo grabé pero me enriquecí con alguien que sinceramente me ofreció su amistad. Así fue, la pasé muy bien. Nos vimos alguna vez más.

Al igual que el gran dibujante uruguayo, hijo de madre argentina, Hermenegildo Sábat, que había incursionado con éxito en los Diarios “La Opinión” y “Clarín”, exponiendo en el “El Mariscal” de Corrientes, le pregunté si por qué le dibujaba a Menem, siempre, portando El Sillón Presidencial, y me respondió socarronamente, casi cómplice, y usted qué cree..?

Lo que quiero significar, que las anécdotas se enriquecen cuando encontramos la vena justa, pero más que nada el momento y cuando somos sinceros con los demás y nosotros mismos. 

Estas son algunas de las hermosas anécdotas que la profesión nos depara, y a uno le permite recordarlas con propiedad. Enseñan, hablan entrañablemente, y desmitifican que quienes estamos en esto no somos más que nadie, somos uno más, pero enriquecidos con el aporte impagable de los otros.

La manera para empezar (comenzar escuchando) el reporteado es la figura, y se merece toda nuestra más que predispuesta atención.

 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error

Comentarios