Jueves 23de Mayo de 2024CORRIENTES16°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$868,5

Dolar Venta:$908,5

Jueves 23de Mayo de 2024CORRIENTES16°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$868,5

Dolar Venta:$908,5

/Ellitoral.com.ar/ Vivir Bien

Molestias visuales causadas por el uso de la computadora

El uso de pantallas se ha convertido en un elemento esencial en la vida diaria de la mayoría de las personas, ya sea para trabajar, estudiar, leer libros, o como un medio para informarse y entretenerse. Por eso es importante tener en cuenta algunas cuestiones importantes. Consejos de la Sociedad Argentina de Oftalmología (SAO).  

Afortunadamente no existen evidencias científicas convincentes que las pantallas de computadora produzcan lesiones permanentes de la visión. El cansancio producido es transitorio y está relacionado con el tiempo de dedicación.

Hay varios factores anatómicos y fisiológicos que actúan en la generación de las molestias. Las condiciones de reposo del ojo se dan en la mirada lejana (a más de 6 metros de distancia), en cambio, cuando miramos una imagen cercana (pantalla de computadora o lectura) los músculos extra e intraoculares trabajan para mantener los ojos en un punto cercano y central y las células visuales (conos y bastones) se deben adaptar a las sensaciones de brillo, contraste, tamaño, forma que aparecen en la pantalla para que el cerebro los pueda interpretar.

Al aumentar la apertura palpebral por la posición alta de la pantalla y disminuir la frecuencia de parpadeo de 12 veces por minuto (normal) a 5 veces por minuto, se provoca que la superficie ocular no se hidrate correctamente y se perciba sensación de ojo seco.

Si tenemos en cuenta estos factores, es lógico imaginarnos que cuanto más trabajamos con una computadora mayores molestias sentiremos.

¿Qué podemos hacer para 

aliviar las molestias?

1) Realizar un examen visual para descartar algún vicio de refracción (miopía, astigmatismo o hipermetropía) o un trastorno de la motilidad ocular. Recordar en caso de presbicia (mayores de 40 años) la necesidad de utilizar la distancia y anteojos correctos.

2) Recordar que debemos parpadear frecuentemente y la pantalla debe estar inclinada 25 grados hacia abajo para no abrir demasiado los ojos y evitar que la córnea se deseque. La lubricación frecuente con lágrimas artificiales suele ser útil.

3) Dirigir la mirada hacia un punto alejado 5 minutos por cada hora de trabajo (a través de una ventana a lo lejos) y la realización de ejercicios de cabeza, cuello y hombros.

4) Factores ergonómicos: iluminación adecuada del lugar, altura y distancia del monitor, escritorios más bajos que lo habitual y sillas con un buen apoyo lumbar y de altura variable, y si fuera posible especiales para computadora.

¿Cuánto tiempo puede mi hijo estar frente a la pantalla?

La Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) y la Asociación Americana de Pediatría (AAP) recomiendan:

Menores de 10 meses: no es aconsejable su uso, excepto para videollamadas.

18-24 meses: con selección de contenidos, supervisión de los padres, con explicación de lo que están mirando.

2 a 5 años: máximo 1 hora por día.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) aconseja que los menores de 2 años no deben estar frente a las pantallas, ya que la primera infancia es un período fundamental y de rápido desarrollo. Por otro lado, se recomienda elegir los dispositivos de lectura en familia o aplicaciones educativas. No deberán utilizarlos antes de dormir, durante la alimentación o para calmar al niño, ya que esto genera hábitos inadecuados como dificultad para conciliar el sueño, obesidad o alteraciones en los vínculos familiares o sociales.

Para los adultos, existe el “Síndrome de la visión por computadora” que engloba:

Síntomas visuales: ojo rojo, sequedad, sensación de “basurita”, visión doble, visión borrosa, sensación de quemazón, cansancio ocular. 

Síntomas musculares como contracturas de cuello, dolores de espalda.

Dolor de cabeza.

Falta de concentración.

Somnolencia.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error