Viernes 26de Febrero de 2021CORRIENTES34°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$88,50

Dolar Venta:$94,50

Viernes 26de Febrero de 2021CORRIENTES34°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$88,50

Dolar Venta:$94,50

CORRIENTES :

CORONAVIRUS: 1.002 CASOS ACTIVOS (24.740 ACUMULADOS) MUERTES: 434

/Ellitoral.com.ar/ Elecciones 2013

La noche en la que Mauricio Macri quiso ser presidente

(LA NACION) Diego Santilli corre, salta y bromea con asesores, periodistas, militantes y curiosos que se acercan a saludarlo. Está exultante. Con la sonrisa indeleble, esa que lo acompañó durante toda la campaña, cuenta que los cómputos están a su favor. "¡Arrasamos!", lanza, y vuelve al trote. Escapa de un notero que un minuto antes le había preguntado la dirección exacta de la puerta de entrada a su nuevo trabajo en el Senado de la Nación. No supo responder y tampoco se preocupó. Hoy sólo importa el triunfo del Pro en la Capital y, fundamentalmente, el lanzamiento de Mauricio Macri como candidato a presidente en 2015.

Desde temprano en el búnker de Costa Salguero el comentario es el mismo. El jefe de gobierno porteño, envalentonado por los resultados positivos en la Ciudad y en varios distritos, anunciará formalmente su postulación a la Casa Rosada . Todos lo saben y nadie lo niega, pero hay directivas estrictas de no dar información hasta que el propio Macri de la ¿noticia? sobre el escenario.

Hasta entonces, todo es entusiasmo y mensajes en clave para no violar la veda, pero sí dejar claro que los resultados son los esperados. "Nuestras cifras nos hablan de la consolidación de una fuerza cada vez más grande a nivel nacional"; "Trabajamos en conjunto para presentarnos como una opción a la vieja política"; "Le gente está eligiendo una alternativa". Las frases, milimétricamente elaboradas por Jaime Durán Barba y ejecutadas a la perfección por cada miembro del partido, salen indistintamente de las bocas de todos los candidatos.

Sólo cuando los micrófonos se alejan, la mesura da paso a la exaltación. "¡Vamos, Rabi!", le grita Santilli al rabino Bergman mientras lo abraza con fuerza. "¡Vamos el Pro, vamos River Plate!". El ministro de Ambiente y Espacio Público no entra en su cuerpo. Minutos antes, ambos habían animado al público desde el escenario cual coordinadores en un viaje de egresados. Detrás de ellos, 50 adolescentes con remeras de colores aplaudían y mostraban carteles con las consignas de la campaña.

Abajo, los militantes se mezclaban con familiares de candidatos y allegados al gobierno porteño. Todos miraban atentos las coreografías que, cada tanto, realizaba prolijamente un grupo de jóvenes bailarines. "Ciudad mágica" de Tan Biónica fue el hit rutilante durante toda la noche.

La hora señalada para el discurso de Macri es 21.15. Falta media hora y los candidatos no saben cómo disimular la alegría. Bergman baila abrazado a un cronista en medio de una entrevista. Laura Alonso se suma segundos después y todos brindan una escena bastante más parecida a la de tres tíos en un casamiento a las cinco de la mañana que la de un búnker de campaña durante una elección nacional.

Finalmente llega el momento más esperado. Otra coreografía y de nuevo los adolescentes arriba del escenario, que juntos se sacan sus remeras de colores y muestran otras, todas amarillas, con la leyenda "Macri 2015". Ya es oficial. El jefe de gobierno irá por el sillón dentro de dos años.

Macri habla durante algunos minutos sobre su candidatura. Expresa su intención de dejar atrás al kirchnerismo y con la frase "en la lista de Pro no habrá ningún ex integrante de un gabinete nacional" da por finalizado su acuerdo virtual con Sergio Massa, el otro gran ganador de la noche.

Durante esos minutos, sin embargo, no hace mención alguna sobre el resultado de estas elecciones legislativas. El líder del Pro cierra su discurso y enseguida da pie a sus tradicionales shows en cada victoria: papeles de colores, niños sobre el escenario y música de Gilda.

Todas las luces caen sobre el jefe de gobierno, que se pasea con su hija Antonia sobre los hombros. Los tres vencedores en las urnas quedan relegados. Santilli se saca fotos con sus hijos a un costado del escenario. Gabriela Michetti se abraza con Juan, su novio, detrás del decorado y Bergman, contento y solitario, corre en lo alto de las gradas con un paraguas de colores abierto.

La noche termina y no es momento de análisis políticos. Menos de estrategia. Sólo hay lugar para la celebración, que seguirá en un conocido boliche porteño, y las cuestiones vinculadas a bancas, estrategias y alianzas son tocadas sólo por arriba y ya avanzada la conferencia de prensa.

El Pro sabía que la victoria era un hecho y convirtió el conteo de votos en una apuesta de cara a su consolidación como fuerza más allá de la General Paz. La victoria fue de Michetti, Santilli y Bergman, pero el foco estuvo siempre sobre Mauricio Macri.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error