Huellas jesuíticas con Tres Cerros y agua Santa
ellitoral.com.ar

Domingo 18de Noviembre de 2018CORRIENTES19°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$35,10

Dolar Venta:$36,90

Huellas jesuíticas con Tres Cerros y agua Santa

ESCENARIOS. La Cruz ofrece variados paisajes que forman parte de sus orígenes y también de su presente.
imagen_1
imagen_2
imagen_3
Algunos datos 426 Km. Desde la capital de Corrientes 740 Km. Desde Buenos Aires. IBERA. es uno de los portales de acceso a los Esteros a través de la Ruta Provincial Nº 114
LA CRUZ
ccasco@ellitoral.com.ar

El reloj de sol es un ícono de la historia de La Cruz y hasta años atrás, junto con la iglesia, era uno de los atractivos de esa población de origen jesuítico -guaraní. Pero en los últimos tiempos, un equipo de arqueología municipal está realizando una recuperación y puesta en valor tanto de lugares como de elementos que forman parte del patrimonio cruceño. Vestigios de la antigua iglesia, muros, hornos y hasta un cementerio integran ese legado que se puede conocer con visitas guiadas, al igual que los Tres Cerros que ofrecen un horizonte único y el “agua santa” que fluye en lo que fue la gruta de una Virgen.
Recorrer los kilómetros que separan nuestro lugar de origen con La Cruz son como un viaje al pasado pero con la infraestructura moderna necesaria para disfrutar de unos días en un paisaje impregnado por la paz pueblerina. “Para que los visitantes realmente puedan conocer todo lo que nuestra localidad tiene para ofrecerles, siempre recomendamos que antes de iniciar el recorrido visiten la oficina de Informes que funciona de 8 a 20, al lado del reloj de sol”, advirtió el director de Turismo Municipal, Matías Rivolta.
Es que allí podrán obtener mayor información sobre los circuitos turísticos que existen y hasta acceder al servicio de alguno de los 15 guías que posee la comunidad.
Una de las alternativas que existe es una visita a la zona conocida como los “Tres cerros”, que son elevaciones rocosas “únicas en la provincia y que brindan un horizonte de 360 grados”, resaltó Rivolta, quien aclaró que “en este caso es muy importante que primero se contacten con nosotros porque el sitio al que se llega por la Ruta 114 y tras un viaje de 27 kilómetros, está dentro de una propiedad privada. Y si bien sus propietarios no tienen inconvenientes en permitir el ingreso, creo que lo más adecuado es que previamente -con un llamado- podamos avisarles que irán turistas”, indicó.
Ante la consulta de qué actividades se pueden realizar en la zona, precisó que “en el camino a los Tres Cerros, que une precisamente La Cruz con Carlos Pellegrini, se puede observar el gran espejo de agua que se formó tras la realización de una represa para riego de arroz y una vez que se llega a destino, se sube a pie los 179 metros de altura a nivel del mar que tiene una de las elevaciones rocosas, llamada El Nazareno y que es la más accesible por su cercanía a la ruta”. 
A este circuito que puede demandar entre tres y cuatro horas, la Municipalidad de La Cruz ofrece otro en el área urbana y que se concentra en las huellas jesuíticas. “Comienza en la plaza central San Martín donde se pueden observar los vestigios históricos, luego se continúa en la iglesia, el museo parroquial, la oficina de informes, el centro de interpretación y el reloj de sol”, enumeró Rivolta, quien agregó que la visita prosigue en la excavación religiosa, los hornos jesuíticos y los muros en la zona de la peatonal”.
Pero a los tradicionales sitios para conocer, el área de Turismo ahora va a incorporar otro camino que incluye al lugar conocido como del “Agua santa”. “Hay una leyenda que señala que en ese lugar había una imagen que luego fue retirada de allí pero quedó una vertiente de la cual fluye agua a la que le atribuyen propiedades curativas”, comentó el funcionario cruceño- Recordó luego que “en cercanías de ese sitio también está el cementerio antiguo.
Los atractivos, especialmente los vinculados a su origen jesuítico guaraní, son múltiples en La Cruz pero también en la localidad de puede disfrutar del camping municipal a la vera del río Uruguay, cabalgatas y paseos en lancha. Es que en poblado, el presente convive con las huellas del pasado.

Corrales ancestrales 
En los “Tres cerros” se observan elevaciones rocosas que  están identificadas como: El Nazareno, de 179 metros de altura sobre el nivel del mar, El Chico de 148 metros,  El Capará de 158 metros y El Pelón de 131 metros.
No obstante, el primero de ellos es el más accesible. “En ese lugar también hay corrales jesuíticos realizados con piedras”, indicó Rivolta.
Al mismo tiempo subrayó que “allí además fueron registradas tanto flora y fauna que son únicas. Sólo se las puede encontrar allí, como el caso de una especie de lagartija”. Este sitio tan especial forma parte de un proyecto legislativo para covertirlo en una reserva natural.
¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Huellas jesuíticas con Tres Cerros y agua Santa

ESCENARIOS. La Cruz ofrece variados paisajes que forman parte de sus orígenes y también de su presente.
ESCENARIOS. La Cruz ofrece variados paisajes que forman parte de sus orígenes y también de su presente.
LA CRUZ
ccasco@ellitoral.com.ar

El reloj de sol es un ícono de la historia de La Cruz y hasta años atrás, junto con la iglesia, era uno de los atractivos de esa población de origen jesuítico -guaraní. Pero en los últimos tiempos, un equipo de arqueología municipal está realizando una recuperación y puesta en valor tanto de lugares como de elementos que forman parte del patrimonio cruceño. Vestigios de la antigua iglesia, muros, hornos y hasta un cementerio integran ese legado que se puede conocer con visitas guiadas, al igual que los Tres Cerros que ofrecen un horizonte único y el “agua santa” que fluye en lo que fue la gruta de una Virgen.
Recorrer los kilómetros que separan nuestro lugar de origen con La Cruz son como un viaje al pasado pero con la infraestructura moderna necesaria para disfrutar de unos días en un paisaje impregnado por la paz pueblerina. “Para que los visitantes realmente puedan conocer todo lo que nuestra localidad tiene para ofrecerles, siempre recomendamos que antes de iniciar el recorrido visiten la oficina de Informes que funciona de 8 a 20, al lado del reloj de sol”, advirtió el director de Turismo Municipal, Matías Rivolta.
Es que allí podrán obtener mayor información sobre los circuitos turísticos que existen y hasta acceder al servicio de alguno de los 15 guías que posee la comunidad.
Una de las alternativas que existe es una visita a la zona conocida como los “Tres cerros”, que son elevaciones rocosas “únicas en la provincia y que brindan un horizonte de 360 grados”, resaltó Rivolta, quien aclaró que “en este caso es muy importante que primero se contacten con nosotros porque el sitio al que se llega por la Ruta 114 y tras un viaje de 27 kilómetros, está dentro de una propiedad privada. Y si bien sus propietarios no tienen inconvenientes en permitir el ingreso, creo que lo más adecuado es que previamente -con un llamado- podamos avisarles que irán turistas”, indicó.
Ante la consulta de qué actividades se pueden realizar en la zona, precisó que “en el camino a los Tres Cerros, que une precisamente La Cruz con Carlos Pellegrini, se puede observar el gran espejo de agua que se formó tras la realización de una represa para riego de arroz y una vez que se llega a destino, se sube a pie los 179 metros de altura a nivel del mar que tiene una de las elevaciones rocosas, llamada El Nazareno y que es la más accesible por su cercanía a la ruta”. 
A este circuito que puede demandar entre tres y cuatro horas, la Municipalidad de La Cruz ofrece otro en el área urbana y que se concentra en las huellas jesuíticas. “Comienza en la plaza central San Martín donde se pueden observar los vestigios históricos, luego se continúa en la iglesia, el museo parroquial, la oficina de informes, el centro de interpretación y el reloj de sol”, enumeró Rivolta, quien agregó que la visita prosigue en la excavación religiosa, los hornos jesuíticos y los muros en la zona de la peatonal”.
Pero a los tradicionales sitios para conocer, el área de Turismo ahora va a incorporar otro camino que incluye al lugar conocido como del “Agua santa”. “Hay una leyenda que señala que en ese lugar había una imagen que luego fue retirada de allí pero quedó una vertiente de la cual fluye agua a la que le atribuyen propiedades curativas”, comentó el funcionario cruceño- Recordó luego que “en cercanías de ese sitio también está el cementerio antiguo.
Los atractivos, especialmente los vinculados a su origen jesuítico guaraní, son múltiples en La Cruz pero también en la localidad de puede disfrutar del camping municipal a la vera del río Uruguay, cabalgatas y paseos en lancha. Es que en poblado, el presente convive con las huellas del pasado.

Corrales ancestrales 
En los “Tres cerros” se observan elevaciones rocosas que  están identificadas como: El Nazareno, de 179 metros de altura sobre el nivel del mar, El Chico de 148 metros,  El Capará de 158 metros y El Pelón de 131 metros.
No obstante, el primero de ellos es el más accesible. “En ese lugar también hay corrales jesuíticos realizados con piedras”, indicó Rivolta.
Al mismo tiempo subrayó que “allí además fueron registradas tanto flora y fauna que son únicas. Sólo se las puede encontrar allí, como el caso de una especie de lagartija”. Este sitio tan especial forma parte de un proyecto legislativo para covertirlo en una reserva natural.