ellitoral.com.ar

Viernes 20de Septiembre de 2019CORRIENTES13°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$55,00

Dolar Venta:$58,50

Para reglamentar la Ley Justina realizarán una reunión nacional con participación correntina

El director del Cucaicor explicó a El Litoral que empieza “una segunda etapa después de la implementación de la ley, que es la reglamentación”. En este marco irá a Buenos Aires para reunirse con referentes de otras provincias y armar una propuesta de cómo se podría implementar.
 

imagen_1

 La Cámara de Diputados sancionó el miércoles, por unanimidad, la nueva Ley de Trasplantes de Organos, Tejidos y Células, conocida como Ley Justina, y desde el Centro Unico Coordinador de Ablaciones e Implantes de Corrientes (Cucaicor) adelantaron a El Litoral que participarán de una reunión nacional para trabajar en una propuesta para su reglamentación. A la vez, el director Angel Piacenza dijo a este diario que se han realizado este año 5 trasplantes de órganos y hay 125 personas en la lista de espera, y que el mismo día de la sanción hubo un trasplante de corazón en el Cardiológico. 
“La ley es muy positiva desde el punto de vista de que pone como prioridad esta temática en el sistema de salud. Para su implementación falta que sea reglamentada, hay que saber cómo se va a actuar en cada caso. Esta ley permite que haya mayor agilidad en cuanto a lo judicial, también implica la capacitación de recursos humanos y la creación de servicios de procuración dentro de los hospitales para que la actividad sea más estructurada y no dependa sólo de una entidad. El hospital ayudará en este sentido y no será una actividad aislada”, comentó el doctor y agregó que “otro punto importante es que en caso de menores de edad, se pide sólo la autorización del padre presente en ese momento, no de los dos”. 
El director del Centro Coordinador expresó a este medio gráfico que “la ley enriquece y hace facilitar el procedimiento, incorpora este tema al sistema sanitario y a la vez va a necesitar mucho apoyo de este sistema”. “La ley determina que todos somos donantes salvo que expresemos lo contrario, se le quita la responsabilidad a la familia. Ante la falta de decisión en contra, la persona es donante, y ante la oposición expresa, se va a discutir. Por eso se tiene que ver cómo se va a implementar y para eso se viene una campaña muy importante”, adelantó. 
Respecto a dicha campaña dijo: “Como representantes de las provincias estaremos yendo la semana próxima a Buenos Aires a reunirnos con la gente del Incucai. Fue una reunión que se armó por la salida de esta ley. Estamos yendo a reunirnos para plantear la segunda etapa de la ley, que es la reglamentación”. 
En este sentido, indicó que “se establecerán detalles de cómo se va a proceder, referentes de las provincias vamos a colaborar con la reglamentación” y remarcó que los aspectos más positivos son la capacitación de personal, el servicio especializado en los hospitales y la inclusión como tema prioritario en el sistema sanitario. 
“En cuanto al marco legal es difícil precisar cuándo se podría empezar a implementar pero creo que va a ser bastante pronta su implementación, es un tema sensible para la sociedad. Tampoco hay gente que se exprese abiertamente en contra de esta ley y los que no quieren ser donantes su derecho quedará resguardado. Estamos bastantes optimistas. También hay que recordar que la provincia debe adherirse a la misma”, comentó ayer a este diario. 
La reunión será el 11 y 12 de julio, se dará en forma de talleres en los que se discutirán los puntos principales de la ley, luego se va a “elevar una propuesta para ayudar en la implementación de la misma en el país”. 
Hasta ayer a la tarde, en Corrientes había 125 personas en la lista de espera, y hubo 5 donaciones de órganos en el año. El miércoles pasado se realizó un trasplante cardíaco en el Instituto de Cardiología de Corrientes, el receptor era correntino y el donante, de San Isidro. 
“Recordemos que la lista de espera se deteriora porque la gente al no encontrar un donante muere como Justina, por eso es tan importante esta ley”, dijo el director del Cucaicor. 
Ley y objetivos
Los objetivos de esta ley no son sólo aumentar la cantidad de donantes sino también que el sistema de salud esté preparado para responder y que esos órganos lleguen en tiempo y forma a quien los necesite.
En los puntos sobresalientes de la nueva norma se mencionan explícitamente la dignidad, la autonomía, la solidaridad y justicia distributiva en la asignación de órganos, la equidad; se expresan taxativamente los derechos de donantes y receptores; se crea el Servicio de Procuración en los hospitales públicos y privados; se incorpora la Donación Renal Cruzada; se mantiene la posibilidad de manifestación de voluntad expresa negativa o afirmativa a la donación de órganos para los mayores de 18 años; se permite realizar la ablación de órganos y/o tejidos sobre toda persona capaz mayor de 18 años, que no haya dejado constancia expresa de su oposición a que después de su muerte se realice la extracción de sus órganos o tejidos. 
Otros puntos centrales son: se permite que la autorización para la ablación en caso de menores la den los dos progenitores o sólo aquel que esté presente en el momento del fallecimiento del menor; se simplifican y optimizan los procesos que requieren intervención judicial; se simplifican y optimizan los procesos de diagnóstico de muerte y certificación del fallecimiento; se suma un capítulo dedicado a los medios de comunicación, para el abordaje responsable de los temas vinculados con donación y trasplante de órganos.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Para reglamentar la Ley Justina realizarán una reunión nacional con participación correntina

El director del Cucaicor explicó a El Litoral que empieza “una segunda etapa después de la implementación de la ley, que es la reglamentación”. En este marco irá a Buenos Aires para reunirse con referentes de otras provincias y armar una propuesta de cómo se podría implementar.
 

 La Cámara de Diputados sancionó el miércoles, por unanimidad, la nueva Ley de Trasplantes de Organos, Tejidos y Células, conocida como Ley Justina, y desde el Centro Unico Coordinador de Ablaciones e Implantes de Corrientes (Cucaicor) adelantaron a El Litoral que participarán de una reunión nacional para trabajar en una propuesta para su reglamentación. A la vez, el director Angel Piacenza dijo a este diario que se han realizado este año 5 trasplantes de órganos y hay 125 personas en la lista de espera, y que el mismo día de la sanción hubo un trasplante de corazón en el Cardiológico. 
“La ley es muy positiva desde el punto de vista de que pone como prioridad esta temática en el sistema de salud. Para su implementación falta que sea reglamentada, hay que saber cómo se va a actuar en cada caso. Esta ley permite que haya mayor agilidad en cuanto a lo judicial, también implica la capacitación de recursos humanos y la creación de servicios de procuración dentro de los hospitales para que la actividad sea más estructurada y no dependa sólo de una entidad. El hospital ayudará en este sentido y no será una actividad aislada”, comentó el doctor y agregó que “otro punto importante es que en caso de menores de edad, se pide sólo la autorización del padre presente en ese momento, no de los dos”. 
El director del Centro Coordinador expresó a este medio gráfico que “la ley enriquece y hace facilitar el procedimiento, incorpora este tema al sistema sanitario y a la vez va a necesitar mucho apoyo de este sistema”. “La ley determina que todos somos donantes salvo que expresemos lo contrario, se le quita la responsabilidad a la familia. Ante la falta de decisión en contra, la persona es donante, y ante la oposición expresa, se va a discutir. Por eso se tiene que ver cómo se va a implementar y para eso se viene una campaña muy importante”, adelantó. 
Respecto a dicha campaña dijo: “Como representantes de las provincias estaremos yendo la semana próxima a Buenos Aires a reunirnos con la gente del Incucai. Fue una reunión que se armó por la salida de esta ley. Estamos yendo a reunirnos para plantear la segunda etapa de la ley, que es la reglamentación”. 
En este sentido, indicó que “se establecerán detalles de cómo se va a proceder, referentes de las provincias vamos a colaborar con la reglamentación” y remarcó que los aspectos más positivos son la capacitación de personal, el servicio especializado en los hospitales y la inclusión como tema prioritario en el sistema sanitario. 
“En cuanto al marco legal es difícil precisar cuándo se podría empezar a implementar pero creo que va a ser bastante pronta su implementación, es un tema sensible para la sociedad. Tampoco hay gente que se exprese abiertamente en contra de esta ley y los que no quieren ser donantes su derecho quedará resguardado. Estamos bastantes optimistas. También hay que recordar que la provincia debe adherirse a la misma”, comentó ayer a este diario. 
La reunión será el 11 y 12 de julio, se dará en forma de talleres en los que se discutirán los puntos principales de la ley, luego se va a “elevar una propuesta para ayudar en la implementación de la misma en el país”. 
Hasta ayer a la tarde, en Corrientes había 125 personas en la lista de espera, y hubo 5 donaciones de órganos en el año. El miércoles pasado se realizó un trasplante cardíaco en el Instituto de Cardiología de Corrientes, el receptor era correntino y el donante, de San Isidro. 
“Recordemos que la lista de espera se deteriora porque la gente al no encontrar un donante muere como Justina, por eso es tan importante esta ley”, dijo el director del Cucaicor. 
Ley y objetivos
Los objetivos de esta ley no son sólo aumentar la cantidad de donantes sino también que el sistema de salud esté preparado para responder y que esos órganos lleguen en tiempo y forma a quien los necesite.
En los puntos sobresalientes de la nueva norma se mencionan explícitamente la dignidad, la autonomía, la solidaridad y justicia distributiva en la asignación de órganos, la equidad; se expresan taxativamente los derechos de donantes y receptores; se crea el Servicio de Procuración en los hospitales públicos y privados; se incorpora la Donación Renal Cruzada; se mantiene la posibilidad de manifestación de voluntad expresa negativa o afirmativa a la donación de órganos para los mayores de 18 años; se permite realizar la ablación de órganos y/o tejidos sobre toda persona capaz mayor de 18 años, que no haya dejado constancia expresa de su oposición a que después de su muerte se realice la extracción de sus órganos o tejidos. 
Otros puntos centrales son: se permite que la autorización para la ablación en caso de menores la den los dos progenitores o sólo aquel que esté presente en el momento del fallecimiento del menor; se simplifican y optimizan los procesos que requieren intervención judicial; se simplifican y optimizan los procesos de diagnóstico de muerte y certificación del fallecimiento; se suma un capítulo dedicado a los medios de comunicación, para el abordaje responsable de los temas vinculados con donación y trasplante de órganos.