ellitoral.com.ar

Domingo 22de Septiembre de 2019CORRIENTES10°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$55,00

Dolar Venta:$58,50

Ley Justina: recomiendan dar lugar a la decisión de familiares

Referentes del Incucai trabajaron en un protocolo de actuación, en el que se sugiere tomar en cuenta la opinión de personas cercanas a quien no se haya expedido en su voluntad de ser o no donante de órganos.
 

imagen_1

El Poder Ejecutivo publicó ayer en el Boletín Oficial, la homologación de la normativa provincial que permite a Corrientes adherirse a la Ley Nacional de Trasplantes de Organos, Tejidos y Células; más conocida como Ley Justina. La legislación busca mejorar las posibilidades de acceder a una donación, y su punto principal (artículo 33) es que los familiares de alguien muerto ya no serán los encargados de autorizar la donación, porque todos se considerarán donantes después de los 18 años, mientras no hayan dejado constancia de lo contrario.
Referentes del Incucai vienen trabajando hace tiempo en la articulación de esta ley, y parte de esta labor es el director del Centro Unico Coordinador de Ablaciones e Implantes de Corrientes (Cucaicor), Angel Piacenza. El médico comentó ayer a El Litoral que se elaboró un protocolo de actuación, con especial énfasis en el artículo 33. “Se estipuló que tenemos que ponernos del lado de la familia si es que no hay alguna expresión previa de la persona fallecida, porque se busca evitar un conflicto o judicialización con ellos”, indicó el profesional.
En ese sentido, Piacenza remarcó que esta expresión previa incluye “cualquier tipo de documento” que haya dejado la persona respecto a su decisión o no de donar sus órganos, “salvo el carnet de conductor, porque es un documento municipal”.
Asimismo, puntualizó que  seguirán reuniéndose en comisiones regionales de Incucai, para compartir experiencias que surjan de esta nueva ley.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Ley Justina: recomiendan dar lugar a la decisión de familiares

Referentes del Incucai trabajaron en un protocolo de actuación, en el que se sugiere tomar en cuenta la opinión de personas cercanas a quien no se haya expedido en su voluntad de ser o no donante de órganos.
 

<p>Reunión. Referentes provinciales de Incucai trabajan desde julio en la implementación de la ley.</p>

Reunión. Referentes provinciales de Incucai trabajan desde julio en la implementación de la ley.

El Poder Ejecutivo publicó ayer en el Boletín Oficial, la homologación de la normativa provincial que permite a Corrientes adherirse a la Ley Nacional de Trasplantes de Organos, Tejidos y Células; más conocida como Ley Justina. La legislación busca mejorar las posibilidades de acceder a una donación, y su punto principal (artículo 33) es que los familiares de alguien muerto ya no serán los encargados de autorizar la donación, porque todos se considerarán donantes después de los 18 años, mientras no hayan dejado constancia de lo contrario.
Referentes del Incucai vienen trabajando hace tiempo en la articulación de esta ley, y parte de esta labor es el director del Centro Unico Coordinador de Ablaciones e Implantes de Corrientes (Cucaicor), Angel Piacenza. El médico comentó ayer a El Litoral que se elaboró un protocolo de actuación, con especial énfasis en el artículo 33. “Se estipuló que tenemos que ponernos del lado de la familia si es que no hay alguna expresión previa de la persona fallecida, porque se busca evitar un conflicto o judicialización con ellos”, indicó el profesional.
En ese sentido, Piacenza remarcó que esta expresión previa incluye “cualquier tipo de documento” que haya dejado la persona respecto a su decisión o no de donar sus órganos, “salvo el carnet de conductor, porque es un documento municipal”.
Asimismo, puntualizó que  seguirán reuniéndose en comisiones regionales de Incucai, para compartir experiencias que surjan de esta nueva ley.