ellitoral.com.ar

Lunes 16de Diciembre de 2019CORRIENTES19°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$58,00

Dolar Venta:$63,00

Tras varios días de intenso calor, llovió 40 mm y una fuerte tormenta derribó árboles

Las precipitaciones hicieron bajar la temperatura a 15°, luego de jornadas que superaron los 40°. El viento causó problemas en el Cremonte, donde se dañaron viviendas. El tiempo seguirá inestable y fresco hasta el fin de semana.
 

Precipitaciones. Aunque por la tarde mermó la intensidad, la lluvia se sostuvo durante toda la jornada.
Viento. Dos árboles cayeron en el Cremonte, afectando viviendas y lastimando a una persona.

Durante el domingo comenzaron a cambiar de manera paulatina las condiciones del tiempo y esa situación se profundizó durante la madrugada de ayer. Ya cerca de la medianoche, iniciando el lunes, empezaron a darse relámpagos y rayos y a caer una lluvia ténue. 
En la madrugada, las condiciones empeoraron y hubo chaparrones de cierta intensidad, mientras que luego prosiguieron las lloviznas durante casi toda la noche, y se extendieron en la jornada de ayer. 
Según el registro del Instituto Correntino del Agua y el Ambiente (Icaa), fueron 40 milímetros de agua los que cayeron. La lluvia propiamente dicha no generó serias complicaciones en la ciudad, aunque si empeoró el estado de algunas calles de tierra. 
Consultado sobre esta situación, el subsecretario de Gestión de Integral de Riesgos y Catástrofes, José Pedro Ruiz dijo a El Litoral que “la lluvia no generó problemas y la situación es normal en todos los barrios”. Asimismo, el funcionario municipal aclaró que “no fue necesario activar las bombas de desagote que se usaron en anteriores oportunidades en la zona de la Ruta 5 y en calle Loreto”.
Acompañando a la lluvia hubo una fuerte actividad eléctrica y también vientos que por momentos fueron intensos. En algunas ocasiones, alcanzaron la velocidad de 34 kilómetros por hora. Aunque el registro está lejos de ser de riesgo, sí causó algunos problemas en ciertos lugares puntuales. 
En este sentido, Ruiz contó ayer a este matutino que “dos árboles cayeron en el barrio Cremonte”. Además, agregó que “terminaron impactando con algunas casas, que sufrieron algunos daños en el techo”. 
Esto generó que una mujer quede encerrada sin poder salir de su vivienda por un rato, mientras que un hombre resultó con heridas tras ser golpeado por una rama, por lo que tuvo que recibir asistencia médica. 
La caída de los árboles ocasionó además el corte de un cable, que dejó sin luz a un sector del barrio que se encuentra en inmediaciones a la Ruta 5. Cerca del mediodía, personal de la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) trabajó en el lugar para restablecer el servicio, que logró normalizarse luego.
En tanto, equipos de trabajo de la Comuna del área de Ambiente realizaron tareas para poder retirar los árboles que se habían caído por el viento. Además, en otros sectores de la ciudad hubo desprendimiento de algunas ramas que también debieron ser recolectadas para evitar que impidan el escurrimiento del agua. 

Temperatura
La lluvia generó un drástico cambio en la temperatura, que en pocas horas descendió cerca de 25°. Es que, de los 40° registrados el domingo que lo convirtieron en el día más caluroso del año, el registro pasó a apenas 15° ayer tras la tormenta. 
De esta manera, se esperan varios días frescos y con mal tiempo. Según el Servicio Meteorológico Nacional,  las lluvias de variada intensidad seguirán al menos hasta el domingo; con posibilidad de algunas precipitaciones intensas y también tormentas. En cuanto a la temperatura, en lo que resta de la semana las máximas serán cercanas a los 20°, mientras que las mínimas se ubicarán en los 13°.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Tras varios días de intenso calor, llovió 40 mm y una fuerte tormenta derribó árboles

Las precipitaciones hicieron bajar la temperatura a 15°, luego de jornadas que superaron los 40°. El viento causó problemas en el Cremonte, donde se dañaron viviendas. El tiempo seguirá inestable y fresco hasta el fin de semana.
 

Durante el domingo comenzaron a cambiar de manera paulatina las condiciones del tiempo y esa situación se profundizó durante la madrugada de ayer. Ya cerca de la medianoche, iniciando el lunes, empezaron a darse relámpagos y rayos y a caer una lluvia ténue. 
En la madrugada, las condiciones empeoraron y hubo chaparrones de cierta intensidad, mientras que luego prosiguieron las lloviznas durante casi toda la noche, y se extendieron en la jornada de ayer. 
Según el registro del Instituto Correntino del Agua y el Ambiente (Icaa), fueron 40 milímetros de agua los que cayeron. La lluvia propiamente dicha no generó serias complicaciones en la ciudad, aunque si empeoró el estado de algunas calles de tierra. 
Consultado sobre esta situación, el subsecretario de Gestión de Integral de Riesgos y Catástrofes, José Pedro Ruiz dijo a El Litoral que “la lluvia no generó problemas y la situación es normal en todos los barrios”. Asimismo, el funcionario municipal aclaró que “no fue necesario activar las bombas de desagote que se usaron en anteriores oportunidades en la zona de la Ruta 5 y en calle Loreto”.
Acompañando a la lluvia hubo una fuerte actividad eléctrica y también vientos que por momentos fueron intensos. En algunas ocasiones, alcanzaron la velocidad de 34 kilómetros por hora. Aunque el registro está lejos de ser de riesgo, sí causó algunos problemas en ciertos lugares puntuales. 
En este sentido, Ruiz contó ayer a este matutino que “dos árboles cayeron en el barrio Cremonte”. Además, agregó que “terminaron impactando con algunas casas, que sufrieron algunos daños en el techo”. 
Esto generó que una mujer quede encerrada sin poder salir de su vivienda por un rato, mientras que un hombre resultó con heridas tras ser golpeado por una rama, por lo que tuvo que recibir asistencia médica. 
La caída de los árboles ocasionó además el corte de un cable, que dejó sin luz a un sector del barrio que se encuentra en inmediaciones a la Ruta 5. Cerca del mediodía, personal de la Dirección Provincial de Energía de Corrientes (Dpec) trabajó en el lugar para restablecer el servicio, que logró normalizarse luego.
En tanto, equipos de trabajo de la Comuna del área de Ambiente realizaron tareas para poder retirar los árboles que se habían caído por el viento. Además, en otros sectores de la ciudad hubo desprendimiento de algunas ramas que también debieron ser recolectadas para evitar que impidan el escurrimiento del agua. 

Temperatura
La lluvia generó un drástico cambio en la temperatura, que en pocas horas descendió cerca de 25°. Es que, de los 40° registrados el domingo que lo convirtieron en el día más caluroso del año, el registro pasó a apenas 15° ayer tras la tormenta. 
De esta manera, se esperan varios días frescos y con mal tiempo. Según el Servicio Meteorológico Nacional,  las lluvias de variada intensidad seguirán al menos hasta el domingo; con posibilidad de algunas precipitaciones intensas y también tormentas. En cuanto a la temperatura, en lo que resta de la semana las máximas serán cercanas a los 20°, mientras que las mínimas se ubicarán en los 13°.