ellitoral.com.ar

Martes 10de Diciembre de 2019CORRIENTES20°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$58,00

Dolar Venta:$62,50

Espacios Verdes

Por José Ceschi

¡Buen día! Los que nacimos y crecimos en el campo solemos tener un gusto particular por los espacios abiertos y más si la vegetación es abundante, cultivada o no.
Pero veo también que, desde hace décadas, el hombre de la ciudad anhela y exige mayores espacios verdes, distribuidos razonablemente en lugares claves de la urbana geografía. Una carta de lectores aparecida en Buenos Aires nos revela que la Capital Federal dispone de 1,90 metros cuadrados de espacio verde por habitante, mientras otras ciudades disfrutan de muchísimos más. Sorprende que una imponente mole de cemente como Nueva York pueda disponer de 23 metros cuadrados por habitante. Es probable que los espacios verdes no estén razonablemente distribuidos, pero la proporción existe. Eso quiere decir que, al menos, se han preservado grandes espacios para compensar la avidez inmobiliaria de los lugares superpoblados.
El autor de la carta escribe desde una cómoda estancia de la provincia de Buenos aires, pero preocupado por la escasa naturaleza que pueden disfrutar los porteños. Ricardo de Bary Tornquist brinda a los lectores una serie de preguntas: “¿Quiénes son los responsables del déficit? ¿Los abogados? ¿Los agrimensores? ¿Los ingenieros? ¿Los traumatólogos? Los traumatólogos saben bien que los pulmones son órganos vitales; las personas que luchan por el entorno saben que hay mucha gente que tiene cerrados los canales para la percepción del conjunto (y bien abiertos para ver los detalles). Los espacios verdes urbanos son emprendimientos donde están involucrados los urbanistas y los arquitectos del paisaje. Si el urbanismo es el uso inteligente del suelo (Eduardo Sacriste), el paisajismo es una disciplina que está singularmente comprometida con las relaciones directas entre las ciencias, la naturaleza y el arte de organizar correctamente todo lo que está bajo el cielo y las estrellas a los efectos de que los seres humanos tengan una buena calidad de vida”.
¿Y en nuestra ciudad?

                 ¡Hasta mañana!

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Espacios Verdes

Por José Ceschi

¡Buen día! Los que nacimos y crecimos en el campo solemos tener un gusto particular por los espacios abiertos y más si la vegetación es abundante, cultivada o no.
Pero veo también que, desde hace décadas, el hombre de la ciudad anhela y exige mayores espacios verdes, distribuidos razonablemente en lugares claves de la urbana geografía. Una carta de lectores aparecida en Buenos Aires nos revela que la Capital Federal dispone de 1,90 metros cuadrados de espacio verde por habitante, mientras otras ciudades disfrutan de muchísimos más. Sorprende que una imponente mole de cemente como Nueva York pueda disponer de 23 metros cuadrados por habitante. Es probable que los espacios verdes no estén razonablemente distribuidos, pero la proporción existe. Eso quiere decir que, al menos, se han preservado grandes espacios para compensar la avidez inmobiliaria de los lugares superpoblados.
El autor de la carta escribe desde una cómoda estancia de la provincia de Buenos aires, pero preocupado por la escasa naturaleza que pueden disfrutar los porteños. Ricardo de Bary Tornquist brinda a los lectores una serie de preguntas: “¿Quiénes son los responsables del déficit? ¿Los abogados? ¿Los agrimensores? ¿Los ingenieros? ¿Los traumatólogos? Los traumatólogos saben bien que los pulmones son órganos vitales; las personas que luchan por el entorno saben que hay mucha gente que tiene cerrados los canales para la percepción del conjunto (y bien abiertos para ver los detalles). Los espacios verdes urbanos son emprendimientos donde están involucrados los urbanistas y los arquitectos del paisaje. Si el urbanismo es el uso inteligente del suelo (Eduardo Sacriste), el paisajismo es una disciplina que está singularmente comprometida con las relaciones directas entre las ciencias, la naturaleza y el arte de organizar correctamente todo lo que está bajo el cielo y las estrellas a los efectos de que los seres humanos tengan una buena calidad de vida”.
¿Y en nuestra ciudad?

                 ¡Hasta mañana!