Sabado 12de Junio de 2021CORRIENTES18°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$94,00

Dolar Venta:$100,0

Sabado 12de Junio de 2021CORRIENTES18°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$94,00

Dolar Venta:$100,0

CORRIENTES :

CORONAVIRUS: 4.823 CASOS ACTIVOS (65.679 ACUMULADOS) MUERTES: 921

/Ellitoral.com.ar/ Sociedad

Stanovnik: “Preparemos la Navidad creando el mayor espacio posible para los otros”

En su tradicional mensaje de Navidad, el arzobispo de Corrientes, monseñor Andrés Stanovnik, se refirió a la importancia de priorizar las relaciones humanas y espirituales por sobre lo material. Mediante un escrito, el religioso destacó que “cuando hemos llegado al extremo de necesitar cosas para sentirnos vivos, ya no hay lugar para el otro, para el encuentro, para la amistad”. “En último término, tampoco hay espacio para Dios, porque nuestro ‘albergue’ está ocupado por cosas que, lamentablemente, consideramos más importantes que las personas”, sostuvo.

Stanovnik escribió que si bien “siempre resultó difícil darle el lugar que le corresponde a Dios en nuestra vida” por estar  “ocupados en muchas cosas (...) Dios no se irrita por el maltrato que le damos, insiste en amarnos hasta el extremo de lo imaginable”. De esa forma, destacó que “la Navidad es una ocasión muy favorable para prepararle un lugar digno a Jesús”, y para ello habrá que “estar atentos para no llenar nuestro vacío interior con luces, regalos y, el que puede, una buena mesa; y el que la pasa mal, una mesa con lo que puede”.

“A pesar de encontrarse con ‘albergues ocupados’ y ‘puertas cerradas’, ese sublime amor que desborda el corazón de Dios, se hace un lugar para continuar fiel a su alianza de no abandonar a las criaturas creadas a imagen y semejanza suya, a pesar de haberse transformado en caricaturas deformes de ese parecido a Dios que él soñó al crearlas”, añadió Stanovnik, y ejemplificó que María “se ofreció como ‘habitación’ toda disponible para Dios”. “No se escucha de ella ni de José algún reproche o disgusto por la ingratitud de la gente. Tampoco Dios se retira ante la frialdad de la acogida que recibe. Al contrario, se apresura en cumplir su promesa de salvar a la humanidad por medio del primogénito, que su Madre envolvía en pañales”, indicó el arzobispo.

“Preparemos la Navidad creando el mayor espacio posible en el ‘albergue’ de nuestro corazón y de nuestra familia para Dios y para los otros. Si la situación económica lo permite, compartamos con los que menos tienen; invitemos a nuestra mesa a los que nadie quiere”, finalizó Stanovnik.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error