ellitoral.com.ar

Jueves 14de Noviembre de 2019CORRIENTES24°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$57,75

Dolar Venta:$62,75

Instalaron un puente pasafauna diseñado por investigadores y estudiantes

El proyecto busca proteger a monos y otros animales silvestres, evitando que sean atropellados en una ruta provincial. Involucró a equipos de la Estación Biológica Corrientes y alumnos de colegios secundarios.

imagen_1

Un puente pasafauna diseñado en conjunto por investigadores del CONICET y estudiantes de escuelas secundarias fue instalado esta semana en Corrientes. Fue en el marco de un proyecto que busca proteger a monos y otros animales silvestres que habitan en la zona de San Cayetano, en las afueras de la capital provincial, evitando que sean atropellados en inmediaciones de una ruta de alto tránsito. 

La propuesta fue impulsada por la Estación Biológica Corrientes, una dependencia del Museo de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia” (MANC-CONICET) con sede en la provincia. Los trabajos comenzaron en el año 2014, en conjunto con el Centro de Actividades Juveniles (CAJ) del Colegio Secundario de San Cayetano y del Club de Ciencias del Colegio Pío XI. 

Por ese entonces, los investigadores del CONICET que trabajan en la zona estudiando la biología de los monos carayá, comenzaron a alarmarse por la frecuente aparición de animales muertos por accidentes de tránsito en la Ruta Provincial Nº 8. Así, empezaron a gestar esta idea, que terminó involucrando a toda la comunidad y que contó con el apoyo de la Dirección de Parques y Reservas de la Provincia de Corrientes y la Municipalidad de Riachuelo. 

“La propuesta fue empezar a diseñar y construir puentes pasafaunas para que tanto los monos como otros animales silvestres puedan cruzar la ruta y manejarse dentro de su hábitat de manera segura”, explica el investigador independiente del CONICET en la Estación Biológica Corrientes, Martín Kowalewski. Después de la habilitación de este primer puente, está prevista la construcción de al menos cuatro más en el lugar. Además, los responsables del proyecto esperan que la idea se replique en otras partes de la provincia. 

En el marco de este proyecto, los alumnos asistieron a talleres de educación ambiental que estuvieron a cargo de investigadores, becarios y técnicos del CONICET. Para obtener los materiales necesarios para la construcción de los puentes, se gestionaron donaciones y se realizaron festivales a beneficio.  

También se contó con la colaboración de padres de los estudiantes involucrados, quienes se encargaron a la confección de los planos. Luego de que los diseños fueran presentados y aprobados por la Dirección Provincial de Vialidad, los guardaparques del Parque Provincial San Cayetano colaboraron con la construcción del puente y la colocación de cartelería, mientras que la Municipalidad aportó la mano de obra. 

“Más allá de trabajar con estudiantes, que es algo que hacemos permanentemente y con mucho placer a través de distintos proyectos de extensión y educación ambiental, lo más interesante que nos permitió esta experiencia es transformar nuestro conocimiento en algo aplicado, en algo que le podemos devolver a la comunidad directamente. Salimos de los laboratorios, trabajamos con la gente y entre todos, construimos algo para la comunidad. Trabajamos en un puente que no solo conecta el bosque sino que une a la gente en pos de la conservación de nuestros recursos”, destacó Kowalewski.


 

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Instalaron un puente pasafauna diseñado por investigadores y estudiantes

El proyecto busca proteger a monos y otros animales silvestres, evitando que sean atropellados en una ruta provincial. Involucró a equipos de la Estación Biológica Corrientes y alumnos de colegios secundarios.

Un puente pasafauna diseñado en conjunto por investigadores del CONICET y estudiantes de escuelas secundarias fue instalado esta semana en Corrientes. Fue en el marco de un proyecto que busca proteger a monos y otros animales silvestres que habitan en la zona de San Cayetano, en las afueras de la capital provincial, evitando que sean atropellados en inmediaciones de una ruta de alto tránsito. 

La propuesta fue impulsada por la Estación Biológica Corrientes, una dependencia del Museo de Ciencias Naturales “Bernardino Rivadavia” (MANC-CONICET) con sede en la provincia. Los trabajos comenzaron en el año 2014, en conjunto con el Centro de Actividades Juveniles (CAJ) del Colegio Secundario de San Cayetano y del Club de Ciencias del Colegio Pío XI. 

Por ese entonces, los investigadores del CONICET que trabajan en la zona estudiando la biología de los monos carayá, comenzaron a alarmarse por la frecuente aparición de animales muertos por accidentes de tránsito en la Ruta Provincial Nº 8. Así, empezaron a gestar esta idea, que terminó involucrando a toda la comunidad y que contó con el apoyo de la Dirección de Parques y Reservas de la Provincia de Corrientes y la Municipalidad de Riachuelo. 

“La propuesta fue empezar a diseñar y construir puentes pasafaunas para que tanto los monos como otros animales silvestres puedan cruzar la ruta y manejarse dentro de su hábitat de manera segura”, explica el investigador independiente del CONICET en la Estación Biológica Corrientes, Martín Kowalewski. Después de la habilitación de este primer puente, está prevista la construcción de al menos cuatro más en el lugar. Además, los responsables del proyecto esperan que la idea se replique en otras partes de la provincia. 

En el marco de este proyecto, los alumnos asistieron a talleres de educación ambiental que estuvieron a cargo de investigadores, becarios y técnicos del CONICET. Para obtener los materiales necesarios para la construcción de los puentes, se gestionaron donaciones y se realizaron festivales a beneficio.  

También se contó con la colaboración de padres de los estudiantes involucrados, quienes se encargaron a la confección de los planos. Luego de que los diseños fueran presentados y aprobados por la Dirección Provincial de Vialidad, los guardaparques del Parque Provincial San Cayetano colaboraron con la construcción del puente y la colocación de cartelería, mientras que la Municipalidad aportó la mano de obra. 

“Más allá de trabajar con estudiantes, que es algo que hacemos permanentemente y con mucho placer a través de distintos proyectos de extensión y educación ambiental, lo más interesante que nos permitió esta experiencia es transformar nuestro conocimiento en algo aplicado, en algo que le podemos devolver a la comunidad directamente. Salimos de los laboratorios, trabajamos con la gente y entre todos, construimos algo para la comunidad. Trabajamos en un puente que no solo conecta el bosque sino que une a la gente en pos de la conservación de nuestros recursos”, destacó Kowalewski.