Domingo 11de Abril de 2021CORRIENTES19°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$92,00

Dolar Venta:$98,00

Domingo 11de Abril de 2021CORRIENTES19°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$92,00

Dolar Venta:$98,00

/Ellitoral.com.ar/ Tradición & Religión

Saludo de monseñor Stanovnik a los trabajadores

Al conmemorarse un año más el Día Internacional de los Trabajadores en homenaje a los mártires de Chicago, quienes fueron ejecutados en 1886 por participar en la lucha de sus derechos laborales, cuando reclamaban 8 horas de jornada de trabajo, el Arzobispo de Corrientes y la Comisión de Justicia y Paz de la Arquidiócesis, desean saludar fraternalmente a todos los Trabajadores y Trabajadoras en su día. Y dadas las condiciones extraordinarias por la pandemia del Covid-19, que nos afecta a todos, queremos reconocer especialmente el trabajo heroico de los agentes del servicio sanitario, de las Fuerzas de Seguridad y de todos aquellos que de alguna manera excepcional se encuentran brindando servicios a la Comunidad. 

Asimismo, esta jornada coincide con la fiesta de San José Obrero, Patrono de los Trabajadores, que celebramos en la Iglesia, recordando así el sentido cristiano del trabajo. José obrero con el oficio de carpintero y María obrera con el servicio de ama de casa, dignifican el trabajo humano. “El trabajo es un bien del hombre —es un bien de su humanidad—, porque mediante el trabajo el hombre no sólo transforma la naturaleza adaptándola a las propias necesidades, sino que se realiza a sí mismo como hombre, es más, en un cierto sentido «se hace más hombre», afirmó San Juan Pablo II.

Las circunstancias atípicas por las que atravesamos han profundizado la crisis laboral y económica, cuyo impacto se hace sentir con mucha fuerza en los sectores más humildes de nuestra comunidad. Valoramos la asistencia provisoria que se les está brindando y, al mismo tiempo, advertimos que el reconocimiento de la vulnerabilidad laboral que sale a la superficie en esta crisis, debe conducirnos a buscar soluciones más de fondo para responder a las necesidades de trabajo digno, educación y salud sobre todo para los más pobres. 

Al contemplar a nuestros santos obreros José y María y animados por su ejemplo, nos sentimos agradecidos por el don del trabajo y, a la vez, movilizados a estar más cercanos y solidarios con los que sufren las consecuencias de no tener trabajo o de haberlo perdido, y estar atentos a las necesidades y desafíos que seguirán después del aislamiento social, preventivo y obligatorio.

Con la confianza puesta en Dios y en la Virgen, que jamás abandonaron a sus hijos e hijas trabajadores, nos unimos a todas las voces que expresan los mejores augurios y bendiciones para ustedes en el Día de los Trabajadores.

Comisión Arquidiocesana de Justicia y Paz

Arzobispo de Corrientes 

Corrientes, 1 de mayo de 2020

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error