Lunes 15de Agosto de 2022CORRIENTES33°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$133,0

Dolar Venta:$141,0

Lunes 15de Agosto de 2022CORRIENTES33°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$133,0

Dolar Venta:$141,0

/Ellitoral.com.ar/ Destinos

Argentina trabaja en la apertura de sus hoteles de turismo poscovid-19

La Asociación de hoteles de Turismo de Argentina (AHT) lanzó el documento “Buenas prácticas para la hotelería”, donde detalla las sugerencias de la entidad para una operación segura. 

El documento sobre “Buenas prácticas para la hotelería”, que presentó la Asociación de hoteles de Turismo de Argentina (AHT), que contiene una serie de recomendaciones específicas para cada sector del hotel y ha sido supervisado por profesionales de infectología del Swiss Medical Group, es un complemento de las medidas vigentes a nivel nacional y fue elaborado en base a la experiencia y aporte de sus asociados, juntamente con aquellas que se están tomando en otros países del mundo y recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Queremos brindar esta herramienta a nuestros hoteles para asegurar las mejores condiciones de seguridad en la operación, y de esa manera llevar tranquilidad a nuestros huéspedes y empleados a lo largo de toda la experiencia”, destacó Roberto Amengual, presidente de la entidad. “Sabemos que debemos estar preparados para el día después y esperamos que ese día llegue lo más pronto posible. Queremos llevar tranquilidad a las autoridades, asegurándoles que ya nos estamos capacitando y estamos listos para reanudar nuestra actividad ni bien estemos autorizados”.

El protocolo será distribuido a todas las filiales de la AHT en el país y compartido también a las autoridades del Ministerio de Turismo y Deporte de la Nación a fin de que dispongan del mismo de acuerdo a su discreción. El documento sería de carácter consultivo, ya que contempla meramente medidas y recomendaciones complementarias a las dictadas por el gobierno nacional, a ser consideradas por los hoteles para la aplicación en su establecimiento en la actualidad y una vez finalizado el Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.

Estas buenas prácticas deberán ser evaluadas por las autoridades y asesores particulares a fin de ajustarlas y actualizarlas en función de la fase de la pandemia, a sus necesidades, a los servicios actuales que se brindan a los huéspedes y al personal con el que se encuentra operando el hotel.

“Buenas prácticas poscovid-19”

Representantes del sector público tuvieron un encuentro, en modalidad virtual, con el presidente y el secretario del Instituto de la Calidad Turística Argentina (Icta), Aldo Elías y Marcelo García. Durante la reunión, fue analizado el nuevo escenario global ante la pandemia del covid-19 y el impacto social y económico que sus consecuencias representan para la actividad.

En función de dar respuesta a esta situación, las autoridades avanzaron en proponer el desarrollo de un programa de “Buenas prácticas poscovid-19”. “Esta iniciativa que proponemos elaborar desde el Icta contendrá una guía de recomendaciones sanitarias y pautas de atención en las prestaciones turísticas, que estén en línea con las nuevas demandas globales”, expresaron los directivos de esta organización, integrada por el Ministerio de Turismo y Deportes, el Consejo Federal de Turismo y la Cámara Argentina de Turismo. 

Para hacer frente a la crisis, el Icta se encargará de brindar las guías de buenas prácticas que le permitan al sector turístico empezar a funcionar, una vez que comience el proceso gradual de apertura del aislamiento social obligatorio y preventivo. Estos protocolos deberán contar con una guía de recomendaciones homogéneas para toda la Argentina que pueda ser aplicada en colaboración con la autoridad sanitaria a la diversidad de realidades que presenta nuestro país.

Las buenas prácticas pondrán especial énfasis en las medidas preventivas, de limpieza y desinfección y de atención a visitantes que las organizaciones y servicios turísticos deberán contemplar. El programa tiene los siguientes objetivos fundamentales:

-Generar nuevos hábitos de conducta que garanticen mayor seguridad y confianza a visitantes y visitados.

-Introducir el valor de la seguridad sanitaria para el personal y los clientes.

-Evitar el quiebre del vínculo turístico/social.-Promover espacios y tratos interpersonales amigables, solidarios y respetuosos, libres de discriminación.

-Contribuir a preservar las fuentes de trabajo del sector turístico.

 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error