Sabado 24de Octubre de 2020CORRIENTES32°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$77,50

Dolar Venta:$83,50

Sabado 24de Octubre de 2020CORRIENTES32°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$77,50

Dolar Venta:$83,50

/Ellitoral.com.ar/ Sociedad

Empezaron las festividades judías de Rosh Hashaná

La comunidad judía celebra el inicio del año 5781. Desde la noche de ayer, con la aparición de la primera estrella se dio inicio a las jornadas de reflexión que se extenderán hasta el domingo. 

Desde la tarde de ayer y hasta el domingo 20, la comunidad judía celebrará el año nuevo N° 5781, con el festejo de Rosh Hashaná, que en hebreo significa “cabeza del año”.  

Ezequiel Neuah, rabino de Corrientes, dijo que este año la celebración “será diferente a todo lo que conocemos en la historia”, refiriéndose a la pandemia de coronavirus. 

“Ojalá que haya pronta curación, que todo esté controlado, necesitamos un milagro para eso”, expresó. 

En el mismo sentido, aseguró que el tiempo de confinamiento “nos tiene que enseñar algo a la humanidad, valorar a nuestros afectos,  nuestra casa, nuestras familias, y aprender a cuidarnos y a preocuparnos por el otro”. 

Rosh Hashaná significa “cabeza de año”, en su traducción literal del hebreo. Como es común también en otras festividades, el comienzo oficialmente tendrá lugar al salir la primera estrella, durante la tarde del viernes 18 de septiembre.

La expresión más pronunciada es “Shaná Tová”, que se emplea para saludar y desear un próspero año nuevo. También se suele utilizar la frase “Shana Tová Umetuká”, que manifiesta el deseo de tener un “año bueno y dulce”.

El calendario hebreo, según la tradición, comienza a contar los años desde la creación del mundo. La respuesta al “qué se recuerda” en Rosh Hashaná remite a la creación específicamente del primer ser humano en el mundo (Adán) que, desde la narrativa bíblica, ocurrió en el 6to y último día de creación y tuvo lugar hace 5781 años. Rosh Hashaná entonces celebra el aniversario de la humanidad en su tránsito por este planeta.

La tradición judía pone énfasis en la meditación e invita a los creyentes a asumir las malas acciones realizadas para no volver a repetirlas y así retomar el camino de justicia, lo que en hebreo se llama hacer Teshuvá.

Además del descanso y del toque del shofar, judíos de todo el mundo reciben la festividad con una o dos cenas familiares llenas de símbolos, como la manzana con miel, que representa el deseo de tener un año dulce; la jalá agulá, un pan trenzado y redondo que representa el carácter cíclico del año, la cabeza de pescado, reflejo del deseo de ‘ser cabeza y no cola’; y la granada, representando las buenas acciones a las que aspiramos, tan numerosas como las semillas de la fruta, entre otros.

Las escrituras religiosas judaicas dicen que en Rosh Hashaná se abren tres libros: el Libro de la Vida, para quienes son juzgados como completamente rectos; el Libro de la Muerte, para quienes son juzgados y hallados completamente malvados; y el Libro de los Medianos, para quienes se encuentran en el medio, todo depende de nuestros actos que hicimos durante el año y según eso se decide en qué libro seremos sellados.

Por esto mismo, para la comunidad judía se trata de jornadas de plegaria, reflexión y sensibilidad especiales, aunque eso puede variar en cada familia.

(IRB)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error
Más Info

“Shana Tová Umetuká” es la expresión hebrea utilizada para saludar y desear un “año bueno y dulce”.