Viernes 26de Febrero de 2021CORRIENTES23°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$88,50

Dolar Venta:$94,50

Viernes 26de Febrero de 2021CORRIENTES23°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$88,50

Dolar Venta:$94,50

CORRIENTES :

CORONAVIRUS: 1.009 CASOS ACTIVOS (24.580 ACUMULADOS) MUERTES: 431

/Ellitoral.com.ar/ Opinión

La casa común ambiental

Por Felipe Frydman

Publicado en infobae.com

La temática de medio ambiente ha sido puesta en el centro de la relación de la Argentina con los Estados Unidos. El presidente Fernández señaló en la misiva enviada a Biden el deseo de trabajar conjuntamente para la “preservación de nuestra casa común ambiental” y luego “contribuir a potenciar la agenda ecológica”. El texto recuerda las palabras utilizadas por el papa Francisco en la Encíclica “Laudato Si” y en las alocuciones sobre la ecología integral coincidente con la aspiración del Presidente de “profundizar la democracia con pleno respeto al desarrollo humano integral”.

Biden hizo de esta materia uno de los principales temas de su campaña y entre las órdenes ejecutivas firmadas el primer día se encuentra el regreso al Acuerdo de París sobre Cambio Climático y la cancelación de los permisos para la construcción del oleoducto Keystone XL, que provocó una reacción crítica del Primer Ministro de Canadá y del Instituto de Petróleo de los Estados Unidos, que afirmó que se perderán miles de empleos.

El propósito del oleoducto era transportar 830.000 barriles desde la provincia de Alberta, Canadá, hasta el Estado de Nebraska con un costo de 8.000 millones de dólares para un recorrido de 2.000 km. Trump revocó la prohibición de Obama en 2017 y la construcción debía comenzar en 2023; el petróleo en Alberta es extraído por el proceso de fracturación hidráulica. Biden explicitó en la campaña que no prohibiría la fracturación a pesar de la presión del ala progresista del Partido Demócrata. Biden tuvo en cuenta los factores económicos, pero más aún las implicancias para el Estado de Pennsylvania, cuyos electores fueron clave para alcanzar la mayoría en el Colegio Electoral.

El presidente Biden también firmó la “Orden Ejecutiva de Protección de la Salud y Medio Ambiente y Restaurar la Ciencia para Enfrentar la Crisis Climática”. Esta Orden tiene el fin de revisar todas las disposiciones que flexibilizaron los controles de la emisión de gases de efectos invernadero, incluyendo las modificaciones de los límites de los territorios federales para facilitar la explotación petrolera adoptada en los últimos cuatro años. También incluyó una moratoria para todas las actividades de petróleo y gas en la Reserva Nacional Ártica.

El compromiso de Fernández de respaldar a Biden en la temática ambiental enfrenta el límite de Vaca Muerta, considerado el proyecto más importante que encaró la Argentina en los últimos años para asegurar el abastecimiento de gas y petróleo a través del fracking. El desarrollo de este proyecto permitiría no solo evitar las importaciones sino también promover las exportaciones en una coyuntura donde el país necesita mantener un saldo favorable en su balanza comercial para acumular reservas. El ministro Kulfas también asignó a Vaca Muerta un papel significativo para la industria de equipos y partes para el sector petrolero. El Presidente también respaldó las objeciones al proyecto de granjas para ganado porcino con destino a China, al recibir en su despacho a la Unión Vegana en una publicitada reunión.

La problemática ambiental tiene sus implicancias geopolíticas. China representa el 28% del total de emisiones de gases invernaderos, Estados Unidos 15% y la Unión Europea 9%. La lista continúa con India 7%, Rusia 5% y Japón 3%. En términos per cápita, China, por su nivel de desarrollo y población, emite solo el 45% de los Estados Unidos. El pacto verde de la Unión Europea prevé una reducción de la emisión de gases invernaderos del 55% para 2030 y neutralidad climática para 2050. El presidente Biden anunció el objetivo de 100% energía limpia y neutralidad para 2050, y el presidente Xi Jinping se comprometió a la neutralidad para 2060.

El tenor de la carta del presidente Fernández pareciera querer aprovechar el empuje de los temas del cambio climático provocado por el retorno de los Estados Unidos al Acuerdo Climático y la vinculación con el Papa para acercarse a la nueva administración. Sin embargo, los anhelos requerirán la formulación de una agenda para cumplimentar los dichos con los hechos y, más aún, para despejar la incertidumbre sobre el futuro de Vaca Muerta después del colapso financiero de YPF.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error