Sabado 15de Mayo de 2021CORRIENTES°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$93,00

Dolar Venta:$99,00

Sabado 15de Mayo de 2021CORRIENTES°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$93,00

Dolar Venta:$99,00

/Ellitoral.com.ar/ Policiales

Sospechan que a un jubilado lo mataron en disputa por una herencia

Viajó desde Buenos Aires a Corrientes para visitar a su familia. Quedó varado por la cuarentena, hubo un conflicto familiar y terminó durmiendo en una plaza. Tiempo después lo hallaron muerto. 
Víctima. Simón Gómez fue hallado muerto el pasado 23 de marzo.

Avanza la investigación por el asesinato de Simón Gómez, el jubilado de 81 años de Monte Grande y oriundo de Corrientes, quien fue hallado muerto en un descampado al costado de la Ruta Nacional Nº 119 de la ciudad de Mercedes, el pasado 23 de marzo. Por el caso aún no hay detenidos. Pero se sospecha que lo mataron luego de un conflicto familiar por la herencia de su madre.

De acuerdo a la pesquisa, la víctima llegó a Mercedes en enero del 2020, quedó varado por la cuarentena y finalmente se instaló con su familia. “Hace poco murió mi abuela y estaba en litigio una finca, que era la herencia. Después de eso hubo una discusión familiar y lo echaron de la casa a mi papá”, explicó Diego Gómez, hijo del fallecido, al diario Sur de Buenos Aires.

Gómez llegó a dormir a la intemperie en una plaza, hasta que una mujer le cedió una habitación para que se resguardara. Fue ella quien lo vio con vida por última vez el 20 de febrero dos días después de que cobrara su jubilación de 18 mil pesos.

Un mes más tarde, el 23 de marzo un cazador encontró el cuerpo de Simón en avanzado estado de descomposición a la altura del kilómetro 94 de la Ruta Nacional Nº 119.

De acuerdo a la autopsia practicada al cuerpo, lo mataron de una puñalada en el pecho. Fijaron la fecha de su muerte el 21 de febrero aproximadamente.

Se esperan los resultados de dos pruebas claves en la causa investigada por el fiscal Adrián Casarrubia. Primero el cotejo de ADN que confirmará la identidad del cuerpo, que ya fue reconocido por los familiares.

La otra prueba fundamental son las pericias que se hicieron en una camioneta con el reactivo luminol. El vehículo pertenece a un familiar de Gómez y sospechan que fue empleado para el traslado de la víctima, ya que hallaron restos de sangre.

Por su parte, Mónica Gómez, hija de Simón Gómez pidió “que se haga justicia y no me importa quiénes estén involucrados, mis hermanos y yo pedimos que vaya preso y que caiga quien deba caer”.

 La mujer llegó esta semana a Mercedes, desde Buenos Aires y, se presentó como querellante en la causa. Aportó además una serie de capturas de mensajes que mantuvo con una asistente social y un ayudante de esta, quienes le manifestaron que el 3 de marzo se había entrevistado con Simón Gómez de 81 años. “Me dijeron que estaba en situación de calle y que quería volver a Buenos Aires. Había quedado varado en Corrientes por la pandemia. Él pasaba unos meses en Buenos Aires y unos meses en Corrientes”.

Lo inquietante del caso es que las supuestas gestiones por Don Gómez comenzaron cuando según los forenses revelaron en la necropsia que el hombre hacía varios días antes había sido asesinado. La data de muerte sería entre el 20 y 21 de febrero.

“Acá hubo gente tramitando la vuelta a Buenos Aires de mi padre hasta el 18 de marzo, el regreso de una persona que ya estaba muerta hacia casi un mes antes. O sea que ni siquiera ellos sabían dónde estaba mi papá. Muy turbio todo”, sostiene la familia.

“Nosotros vamos a volver y aportaremos más pruebas. A mi papá alguien lo asesinó y está suelto. Ya tendría que estar detenido”, sostuvo la hija de la víctima.

(NG)

 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error