Viernes 22de Octubre de 2021CORRIENTES19°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$97,75

Dolar Venta:$103,7

Viernes 22de Octubre de 2021CORRIENTES19°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$97,75

Dolar Venta:$103,7

/Ellitoral.com.ar/ Policiales

Entra en su etapa final el juicio al empresario automotriz Patricio Rabín

El acusado fue detenido en abril del 2013, luego de que imprevistamente cerrara la agencia sin haber entregado los vehículos vendidos. Ahora permanece en libertad. Las conclusiones iniciarán el sábado.  
Debate. Rabín es defendido por el abogado Hermindo González.

En la continuidad del juicio oral y público a Patricio César Rabín, propietario de la empresa Rabín Automotores, acusado de estafa en la compra y venta de vehículos, el Tribunal Oral Penal Nº 2 de Corrientes definió que el próximo sábado se realizarán los alegatos.

Ayer debía declarar un testigo propuesto por la defensa, pero no asistió al debate. Es por eso que no se insistirá más con el testimonio. 

Rabín que se encuentra en libertad, está acusado del delito de desbaratamiento de derechos acordados, ocho veces reiterado, en concurso real, estafa y uso de documentos falsos.

En el comienzo del debate, al momento de la lectura del requerimiento a juicio de la causa y la indagatoria al imputado no se presentó el abogado querellante Omar David Saade. Según lo que establece la ley, ante la ausencia sin la debida justificación del querellante en la apertura del debate, implica la renuncia a la acción penal. Ante esa ausencia, el Tribunal entendió por desistida la querella. En la segunda audiencia el doctor Saade se presentó, y manifestó que no fue notificado personalmente y solicitó la reconsideración de la decisión. Sin embargo, se le explicó que la notificación se realizó por correo electrónico debido a la pandemia, por lo cual no será parte del juicio. Saade representaba a un grupo de damnificados. En tanto en el juicio también se desempeña como querellante el doctor Julio Leguizamón. Rabín es defendido por el abogado Hermindo González.    

La agencia Rabín Automotores funcionó hasta el 31 de marzo del 2013, cuando imprevistamente cerró sus puertas. Tras la denuncia por estafa de varios clientes, se ordenó la detención del propietario, Patricio Rabín.

Según la acusación, la investigación determinó que la firma vendió hasta dos o tres veces un mismo vehículo, entregó pagarés falsos y existe documentación apócrifa certificada ante escribanos públicos. Sólo un cliente fue defraudado por la suma de un millón y medio de pesos.

Rabín está acusado de cometer maniobras defraudatorias por cerca de 2 millones de pesos contra alrededor de 20 afectados. Por un lado, están las víctimas por compra de rodados y los socios capitalistas que prestaban parte del dinero para realizar adquisiciones. La firma buscaba inversionistas para compras puntuales y llegó a vender dos o tres veces el mismo auto. En la causa existen tres tipos de estafados. Por un lado, están las personas que en su buena fe compraron un vehículo. Por el otro los capitalistas que adquirían rodados y los dejaban en consignación en la firma para su posterior venta, y por último entidades bancarias, ya que algunos de los automotores fueron otorgados con créditos prendarios. Algunos de los autos quedaban en la concesionaria y a veces cuando se vendían confeccionaban formularios 08 falsos o con documentación gemela.      

 (NG)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error