Jueves 02de Febrero de 2023CORRIENTES30°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$186,5

Dolar Venta:$194,5

Jueves 02de Febrero de 2023CORRIENTES30°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$186,5

Dolar Venta:$194,5

/Ellitoral.com.ar/ Nacional

Cambios en la Cámara que deberá revisar la condena contra Cristina

Está previsto que la presidencia cambie de manos antes de fin de año. 

Mariano Borinsky, uno de los jueces de la Sala IV de la Cámara de Casación Penal que debe intervenir para revisar la condena de la presidenta Cristina Kirchner, podría convertirse en el nuevo presidente del tribunal antes de fin de año, aunque esa responsabilidad no lo alejaría de decidir en el caso.

Junto con su colega Gustavo Hornos, Borinsky es cuestionado por el Gobierno porque ambos visitaron a Mauricio Macri cuando era presidente en al Quinta de Olivos o en la Casa Rosada. El tercer juez que integra la sala que debe decidir sobre la causa Vialidad es Javier Carbajo.

Carbajo y Borinsky son, además, los jueces que junto a Ángela Ledesma tienen a su cargo revisar la condena contra Lázaro Báez a 12 años de prisión por lavado de dinero en la causa que se conoce como “La ruta del dinero K”. La sentencia podría conocerse en las próximas dos semanas y no se descarta que haya una reducción en el monto de las condenas aplicadas a Báez y a sus hijos.

Los magistrado Borinsky, Hornos y Carbajo recién empezarán a intervenir en el expediente por el que fue condenada Cristina Kirchner el año que viene, ya que primero el Tribunal Oral Federal Nº 2 debe dar a conocer los fundamentos de su sentencia, el próximo 9 de marzo. Luego, el fiscal Diego Luciani y los abogados defensores de los acusados pueden pedir que se revise el veredicto mediante un recurso de casación, señalaba ayer un informe de Hernán Capiello en La Nación.

El recurso de casación será interpuesto ante el tribunal que dictó la resolución, dentro de los 10 días de notificada la sentencia. Allí se deben explicar los motivos, las normas legales que se consideran violadas o mal aplicadas. 

El tribunal oral tiene tres días para responder si concede el recurso o no. El fiscal Luciani ya anticipó que apelará para que los acusados sean condenados también por el delito de asociación ilícita, mientras que las defensas exigirán la absolución.

Si el tribunal concede los recursos, el fiscal y los abogados tienen a su vez otros tres días para sostener su pretensión ante la Sala IV de la Cámara de Casación. Se trata de solo anoticiar a la Casación de la intención de mantenerlo.

Si el recurso es mantenido y la Casación no lo rechaza, el expediente quedará diez días en lo que se conoce como el plazo de oficina, para que los interesados lo examinen. Una vez vencido ese plazo, el presidente de la Sala IV fijará una audiencia para que las partes informen sus argumentos.

Les dará un intervalo no menor a otros diez días y señalará el tiempo que puede estar a estudio de cada miembro de la Sala. Durante el plazo de oficina, los abogados pueden ampliar sus fundamentos.

El día de la audiencia ante los tres jueces que deben dictar sentencia, los abogados y el fiscal tendrán la palabra. El fiscal ante la Casación que intervendrá en este caso es Mario Villar, el mismo que batalla por reabrir el caso Hotesur y Los Sauces, contra Cristina Kirchner y sus hijos, Máximo y Florencia.

Concluida la audiencia, los jueces tienen un plazo máximo de 20 días hábiles para dictar sentencia. Todo estos plazos, de todos modos son manejados por el tribunal y no siempre se cumplen, con el argumento de que son ordenatorios. Ese recurso es integral, es decir que se revisan asuntos de hechos, pruebas y asuntos de derecho.

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error