Jueves 07de Julio de 2022CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$126,0

Dolar Venta:$132,0

Jueves 07de Julio de 2022CORRIENTES21°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$126,0

Dolar Venta:$132,0

/Ellitoral.com.ar/ Actualidad

El gran desafío pendiente: democratizar la economía concentrada

Noel Breard, senador provincial (UCR)

Me parece acertado extraer algunas reflexiones sobre Argentina escritas por el economista Claudio Lozano, las cuales son necesarias para progresar económicamente y socialmente. Claudio Lozano (Director del Banco Nación) y sus coautoras concluyen que en el primer cuatrimestre el 32% del gasto público fueron subsidios al oligopolio petrolero y compromisos con el establishment financiero, que esa deuda por sí sola equivale a lo gastado en 19 funciones del Estado y representa un 50% más que lo invertido en promoción y asistencia social, un 66% más que la inversión en educación, cultura y seguridad social, un 114% más que lo invertido en salud y 275% más que la inversión en vivienda.

La Argentina del 40% de pobres y casi 10% de indigentes, expresan los autores, está obligada a reflexionar sobre las prioridades del gasto público.

Reflexión: Para el actual gobierno y para los que vendrán, deberán realizar un análisis holístico del sector público, el objetivo es frenar la inflación, debiendo realizar un progresivo equilibrio macroeconómico de política monetaria, fiscal, arancelaria deuda (externa, interna en pesos y monedas extranjeras) déficit, es decir: parando la hemorragia y operar para desarmar todos los privilegios sectoriales que con lobby fueron construyendo la puja de sectores que empezaron con incentivos transitorios hasta convertirse en privilegios permanentes y crecientes, donde el conjunto de la sociedad paga con deuda, emisión o impuestos e inflación.

El economista Claudio Lozano enciende los faroles en el oligopolio petrolero y demuestra los privilegios.

Así podríamos seguir en distintos sectores, como la industria automotriz, donde nunca se le exigió un plan de metas rígidas para que el componente nacional sea total o el 85 % después de tanto tiempo y hoy tenemos un déficit de 10.000 millones de dólares en la balanza comercial. Y no conforme con eso si analizamos el impacto fiscal este se traduce en a) deuda b) emisión c) más impuesto, agregando a estos tres puntos otros más, la ley de promoción de ensamble en la Patagonia que nos cuesta 5.000 millones de dólares.

Ampliando el análisis del sistema oligopólico petrolero en el sistema energético, si agregamos gas y electricidad general tenemos un déficit de 10.000 millones por año.

Así podríamos seguir analizando cómo desarmamos un sistema de privilegio sectorial que de acuerdo con la fortaleza del sector es el tamaño que hacen al conjunto estamos en un fin de ciclo, donde se probó el neoliberalismo en dictadura y democracia, políticas progresistas, todas las que se nos ocurra y al decir de Dante Caputo, “el péndulo funciona en su va y viene” y la Argentina en cada experiencia retrocede. 

En la década del 70 teníamos 5% de pobres, hoy el 50 % y cada gobierno aumenta la deuda con distintas explicaciones.

La Argentina necesita en forma simultánea equilibrarse macroeconómicamente y analizar la política sectorial con un plan serio, sustentable creíble y una gran alianza social y legislativa para hacer cambios necesarios y con objetivos precisos (muchos poderosos se oponen a este cambio).

 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error