Desde 1983 Corrientes tuvo 285 legisladores y sólo el 22% fueron mujeres 
ellitoral.com.ar

Domingo 21de Abril de 2019CORRIENTES21°Pronóstico Extendidoclima_nublado

Dolar Compra:$40,90

Dolar Venta:$42,90

Desde 1983 Corrientes tuvo 285 legisladores y sólo el 22% fueron mujeres 

A partir del regreso del orden constitucional al país, la provincia contó con casi 300 personas que tuvieron una banca en la Legislatura. Pese a la relevancia de los cargos, no fue muy común desde entonces que alguien se haya impulsado al Sillón de Ferré desde los debates en el palacio de Salta 545.

imagen_1

Por Pablo Miguel Reyes Beyer
@soypablomiguel

Desde el retorno a la Democracia en 1983, la provincia de Corrientes contó con una Legislatura que vio en su composición y nivel de actividad todos los cambios y traumas políticos que fueron ocurriendo desde entonces. Desde la supremacía del Pacto Autonomista Liberal hasta el multipartidismo aliancista que impera en nuestros días.

En estos 35 años 226 personas lograron ocupar una banca en la Cámara de Diputados, mientras que 92 lo hicieron en la de Senadores. De todas ellas, hubieron 33 que se sentaron en ambas, totalizando 285 personas que tuvieron la posibilidad de sentarse a debatir en las cómodas butacas de Salta 545.

Entre todos estos legisladores hay muchos matices ya que mientras algunos llevan 17 años entre esos pasillos, hay quienes apenas pudieron estar 6 días.

Mayorías
En 35 años el panorama político correntino ha vivido numerosos cambios pero en cuanto a la composición de las cámaras legislativas el más notorio fueron los partidos políticos que pisaron fuerte allí. Mientras que el Pacto Autonomista Liberal dominó la escena por los primeros 14 años, desde 2001 el Partido Justicialista y la Unión Cívica Radical se consolidaron como las principales fuerzas acompañados de numerosos sellos.

En 1983 la unión entre liberales y autonomistas recuperó el poder que supieron ostentar durante más de un siglo por separado pero que en 1961 habían resuelto aliarse. El PJ y la UCR en tanto alternaron buenas y malas siempre impulsados o frenados por sus referencias nacionales en Raúl Alfonsín y luego Carlos Saúl Menem.

Colorados y celestes eran siempre mayoría y quienes marcaban el ritmo sin que su poder amaine. Pero su final les llegó desde adentro ya que a partir de 1997 Tato Romero Feris hizo implosionar a esta fuerza política con el nacimiento del Partido Nuevo.

La experiencia naranja duró poco, hasta junio de 1999 cuando con la grave crisis económica, política y social suspendió a Pedro Braillard Poccard y 6 meses después llegó la Intervención Federal que lo modificó todo.

Desde 2001, con los partidos Nuevo, Liberal y Autonomistas se vieron muy debilitados y nunca más recuperaron su poderío otrora. Las dos agrupaciones nacionales más poderosas emergieron como las más determinantes, primero juntos y desde 2009 por separado.

En estos últimos 17 años lo que caracterizó a la política provincial es su aliancismo de variables uniones generando la proliferación de sellos de goma. Un ejemplo es que hasta 1999 sólo 8 fuerzas lograron representación política legislativa mientras que desde 2001 se le sumaron 13.

Pese a nunca poder ganar las elecciones ejecutivas desde el regreso a la democracia, es el Partido Justicialista quien más diputados y senadores tiene desde entonces, con 56 miembros en la cámara baja y 28 en la alta, seguidos por los radicales con 51 y 21 respectivamente.

 

Mujeres
Mientras se debate en la Legislatura la paridad de género para cargos electivos el recorrido de estos 35 años demuestra el poco lugar que se le dio a las mujeres. En total, el género femenino no llega ni al 25% de representatividad desde 1983.

De las 226 personas que fueron diputadas sólo 50 fueron mujeres, es decir el 22%. Este porcentaje "mejora" en el Senado con 24%, ya que hubo 22 mujeres sobre 92. Números idénticos se obtienen al analizar a los 33 individuos que ocuparon espacios en ambas cámaras: 24% con 8 sobre 33.

 

Durante las décadas de 1980 y 1990 el lugar que le daban los partidos a las mujeres era casi inexistente, ya que por esos años sólo dos o tres llegaban a un cargo en cada elección. Incluso en no pocos años ninguna mujer se sumaba al Poder Legislativo. 

Actualmente las mujeres tienen garantizado un mínimo del 30% en las listas de la mano de la ley 4673, que aunque se la sancionó a finales de 1992, recién desde 2001 comenzó a aplicarse realmente.

No obstante ese 30% de piso, terminó siendo el techo ya que en muy pocas oportunidades el espacio de la mujer superó ese límite en Diputados, aunque sí en Senadores por el sistema de reemplazos por tercios y por tener menos lugares, teniendo más peso el cupo.

Evidenciando aún más la situación, se puede mencionar que entre 1983 y 1999, sólo 12 mujeres fueron miembros de la Cámara baja, mientras que de la alta apenas 3.

Incluso con la ampliación de la Legislatura en 2013 las mujeres perdieron todavía más espacios proporcionalmente hablando, ya que las 4 butacas sumadas a Diputados y las 2 en el Senado son ocupadas mayormente por hombres acrecentando la desigualdad.

 

Nombres destacados
Pese a lo relevante de los cargos legislativos en Corrientes se podría decir que para ninguna persona que llegó a ser Gobernador desde 1983 se lo debió a su carrera en Salta 545. Aunque José Antonio Romero Feris (1965-1966), Ricardo Leconte (1958-1959) y Arturo Colombi (1997-1999) fueron diputados y Ricardo Colombi (2007-2009) senador, no pueden atribuirle a esas butacas el hecho de llegar al Sillón de Ferré.

En tanto que Raúl Romero Feris, Pedro Braillard Poccard, Gustavo Valdés y Ricardo Colombi en su primer mandato llegaron a Gobernador sin haber pasado antes por la Legislatura.

Desde 1983 algunas figuras lograron perdurar en el tiempo, permaneciendo por varios mandatos. En este apartado el principal es el senador radical Sergio Flinta, que ocupa ese rol desde el 2001 y tiene mandato hasta 2023. En la otra cámara se destaca el liberal (primero del PL y ahora de ELI) Pedro Cassani, que está allí desde 2003 y que el año que viene deberá revalidar su espacio.

Entre otros históricos se destaca el autonomista Luis Eduardo Belascoain, que fue diputado entre 1983 y 1991 y senador entre 1993 y 1999. También el liberal Luis María Díaz Colodrero, diputado entre 1984 y 1985 y senador entre 1985 hasta 1997; a él se le podrían sumar 4 años más como diputado nacional entre 1997 y 2001. 

También fue destacada la carrera de Hugo Períe, ya que el peronista que llegó a estar a cargo del Poder Ejecutivo en 1999 fue diputado entre 1991 y 1995 y entre 2001 y 2003, además de senador entre 1995 y 1999 y diputado nacional entre 2003 y hasta su fallecimiento en 2011 cuando iba a lograr otra reelección.

Pero si de permanencia se trata, quien se lleva los laureles es Noel Breard. Este radical es la única persona que ha tenido activa participación en cada una de las décadas desde el retorno a la democracia ya que fue diputado provincial entre 1985 y 1989, nacional en los períodos 1989-1993 y 2001-2005. Actualmente es senador desde 2009 y su cargo le vence en 2021. No se puede dejar de mencionar además que estuvo a sólo un voto de ser el Gobernador en 1992.

Entre las mujeres sobresalen la peronista María Inés Fagetti, que logró ser diputada entre 2003 y 2011 y senadora entre 2011 y 2017 y la radical Graciela Rodríguez diputada entre 2001 y 2009 y senadora desde 2013.

Otros logros femeninos a destacar son los de la liberal Josefina Meabe, presidenta de la Cámara de Diputados entre 2001 y 2009 y las peronistas Rosa Catalina de Aguirre Bechara, primera mujer en ser reelecta en un cargo ya que fue diputada entre 1973 y 1976 y 1983 y 1987; e Isabel Viudes, primera en lograr estar en ambas cámaras, en la baja entre 1993 y 1997 y en la alta entre 1997 y 1999; también fue senadora nacional entre 2001 y 2003 y entre 2006 y 2009. 

En el otro extremo están los diputados Nicanor Conde (PANU), Miguel Gracco (Democristiano), Ramón Carlos Abraham (Liberal), Alberto Aquino (autonomista) y el senador radical Raúl Oria. Todos ellos fueron legisladores sólo por 6 días, ya que asumieron el 10 de diciembre de 1999 y el 16 cesaron sus cargos por la Intervención Federal dispuesta por Fernando de la Rúa.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Desde 1983 Corrientes tuvo 285 legisladores y sólo el 22% fueron mujeres 

A partir del regreso del orden constitucional al país, la provincia contó con casi 300 personas que tuvieron una banca en la Legislatura. Pese a la relevancia de los cargos, no fue muy común desde entonces que alguien se haya impulsado al Sillón de Ferré desde los debates en el palacio de Salta 545.

Por Pablo Miguel Reyes Beyer
@soypablomiguel

Desde el retorno a la Democracia en 1983, la provincia de Corrientes contó con una Legislatura que vio en su composición y nivel de actividad todos los cambios y traumas políticos que fueron ocurriendo desde entonces. Desde la supremacía del Pacto Autonomista Liberal hasta el multipartidismo aliancista que impera en nuestros días.

En estos 35 años 226 personas lograron ocupar una banca en la Cámara de Diputados, mientras que 92 lo hicieron en la de Senadores. De todas ellas, hubieron 33 que se sentaron en ambas, totalizando 285 personas que tuvieron la posibilidad de sentarse a debatir en las cómodas butacas de Salta 545.

Entre todos estos legisladores hay muchos matices ya que mientras algunos llevan 17 años entre esos pasillos, hay quienes apenas pudieron estar 6 días.

Mayorías
En 35 años el panorama político correntino ha vivido numerosos cambios pero en cuanto a la composición de las cámaras legislativas el más notorio fueron los partidos políticos que pisaron fuerte allí. Mientras que el Pacto Autonomista Liberal dominó la escena por los primeros 14 años, desde 2001 el Partido Justicialista y la Unión Cívica Radical se consolidaron como las principales fuerzas acompañados de numerosos sellos.

En 1983 la unión entre liberales y autonomistas recuperó el poder que supieron ostentar durante más de un siglo por separado pero que en 1961 habían resuelto aliarse. El PJ y la UCR en tanto alternaron buenas y malas siempre impulsados o frenados por sus referencias nacionales en Raúl Alfonsín y luego Carlos Saúl Menem.

Colorados y celestes eran siempre mayoría y quienes marcaban el ritmo sin que su poder amaine. Pero su final les llegó desde adentro ya que a partir de 1997 Tato Romero Feris hizo implosionar a esta fuerza política con el nacimiento del Partido Nuevo.

La experiencia naranja duró poco, hasta junio de 1999 cuando con la grave crisis económica, política y social suspendió a Pedro Braillard Poccard y 6 meses después llegó la Intervención Federal que lo modificó todo.

Desde 2001, con los partidos Nuevo, Liberal y Autonomistas se vieron muy debilitados y nunca más recuperaron su poderío otrora. Las dos agrupaciones nacionales más poderosas emergieron como las más determinantes, primero juntos y desde 2009 por separado.

En estos últimos 17 años lo que caracterizó a la política provincial es su aliancismo de variables uniones generando la proliferación de sellos de goma. Un ejemplo es que hasta 1999 sólo 8 fuerzas lograron representación política legislativa mientras que desde 2001 se le sumaron 13.

Pese a nunca poder ganar las elecciones ejecutivas desde el regreso a la democracia, es el Partido Justicialista quien más diputados y senadores tiene desde entonces, con 56 miembros en la cámara baja y 28 en la alta, seguidos por los radicales con 51 y 21 respectivamente.

Diputados por partidos
Infogram

 

Mujeres
Mientras se debate en la Legislatura la paridad de género para cargos electivos el recorrido de estos 35 años demuestra el poco lugar que se le dio a las mujeres. En total, el género femenino no llega ni al 25% de representatividad desde 1983.

De las 226 personas que fueron diputadas sólo 50 fueron mujeres, es decir el 22%. Este porcentaje "mejora" en el Senado con 24%, ya que hubo 22 mujeres sobre 92. Números idénticos se obtienen al analizar a los 33 individuos que ocuparon espacios en ambas cámaras: 24% con 8 sobre 33.

Mujeres legisladoras
Infogram

 

Durante las décadas de 1980 y 1990 el lugar que le daban los partidos a las mujeres era casi inexistente, ya que por esos años sólo dos o tres llegaban a un cargo en cada elección. Incluso en no pocos años ninguna mujer se sumaba al Poder Legislativo. 

Actualmente las mujeres tienen garantizado un mínimo del 30% en las listas de la mano de la ley 4673, que aunque se la sancionó a finales de 1992, recién desde 2001 comenzó a aplicarse realmente.

No obstante ese 30% de piso, terminó siendo el techo ya que en muy pocas oportunidades el espacio de la mujer superó ese límite en Diputados, aunque sí en Senadores por el sistema de reemplazos por tercios y por tener menos lugares, teniendo más peso el cupo.

Evidenciando aún más la situación, se puede mencionar que entre 1983 y 1999, sólo 12 mujeres fueron miembros de la Cámara baja, mientras que de la alta apenas 3.

Incluso con la ampliación de la Legislatura en 2013 las mujeres perdieron todavía más espacios proporcionalmente hablando, ya que las 4 butacas sumadas a Diputados y las 2 en el Senado son ocupadas mayormente por hombres acrecentando la desigualdad.

Mujereslegisladoras1
Infogram

 

Nombres destacados
Pese a lo relevante de los cargos legislativos en Corrientes se podría decir que para ninguna persona que llegó a ser Gobernador desde 1983 se lo debió a su carrera en Salta 545. Aunque José Antonio Romero Feris (1965-1966), Ricardo Leconte (1958-1959) y Arturo Colombi (1997-1999) fueron diputados y Ricardo Colombi (2007-2009) senador, no pueden atribuirle a esas butacas el hecho de llegar al Sillón de Ferré.

En tanto que Raúl Romero Feris, Pedro Braillard Poccard, Gustavo Valdés y Ricardo Colombi en su primer mandato llegaron a Gobernador sin haber pasado antes por la Legislatura.

Desde 1983 algunas figuras lograron perdurar en el tiempo, permaneciendo por varios mandatos. En este apartado el principal es el senador radical Sergio Flinta, que ocupa ese rol desde el 2001 y tiene mandato hasta 2023. En la otra cámara se destaca el liberal (primero del PL y ahora de ELI) Pedro Cassani, que está allí desde 2003 y que el año que viene deberá revalidar su espacio.

Entre otros históricos se destaca el autonomista Luis Eduardo Belascoain, que fue diputado entre 1983 y 1991 y senador entre 1993 y 1999. También el liberal Luis María Díaz Colodrero, diputado entre 1984 y 1985 y senador entre 1985 hasta 1997; a él se le podrían sumar 4 años más como diputado nacional entre 1997 y 2001. 

También fue destacada la carrera de Hugo Períe, ya que el peronista que llegó a estar a cargo del Poder Ejecutivo en 1999 fue diputado entre 1991 y 1995 y entre 2001 y 2003, además de senador entre 1995 y 1999 y diputado nacional entre 2003 y hasta su fallecimiento en 2011 cuando iba a lograr otra reelección.

Pero si de permanencia se trata, quien se lleva los laureles es Noel Breard. Este radical es la única persona que ha tenido activa participación en cada una de las décadas desde el retorno a la democracia ya que fue diputado provincial entre 1985 y 1989, nacional en los períodos 1989-1993 y 2001-2005. Actualmente es senador desde 2009 y su cargo le vence en 2021. No se puede dejar de mencionar además que estuvo a sólo un voto de ser el Gobernador en 1992.

Entre las mujeres sobresalen la peronista María Inés Fagetti, que logró ser diputada entre 2003 y 2011 y senadora entre 2011 y 2017 y la radical Graciela Rodríguez diputada entre 2001 y 2009 y senadora desde 2013.

Otros logros femeninos a destacar son los de la liberal Josefina Meabe, presidenta de la Cámara de Diputados entre 2001 y 2009 y las peronistas Rosa Catalina de Aguirre Bechara, primera mujer en ser reelecta en un cargo ya que fue diputada entre 1973 y 1976 y 1983 y 1987; e Isabel Viudes, primera en lograr estar en ambas cámaras, en la baja entre 1993 y 1997 y en la alta entre 1997 y 1999; también fue senadora nacional entre 2001 y 2003 y entre 2006 y 2009. 

En el otro extremo están los diputados Nicanor Conde (PANU), Miguel Gracco (Democristiano), Ramón Carlos Abraham (Liberal), Alberto Aquino (autonomista) y el senador radical Raúl Oria. Todos ellos fueron legisladores sólo por 6 días, ya que asumieron el 10 de diciembre de 1999 y el 16 cesaron sus cargos por la Intervención Federal dispuesta por Fernando de la Rúa.