Miércoles 19de Enero de 2022CORRIENTES42°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$103,0

Dolar Venta:$109,0

Miércoles 19de Enero de 2022CORRIENTES42°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$103,0

Dolar Venta:$109,0

/Ellitoral.com.ar/ Especiales

Un ovni persiguió a una avioneta en cielo chaqueño

La zona del Nordeste fue prolífica en la aparición de numerosos objetos voladores no identificados (ovnis) durante las décadas de los 80-90. Numerosos casos de observaciones, avistajes cercanos, descensos y hasta aproximación muy cercana a aviones en vuelo fueron una constante en las fechas  indicadas. Un caso más que impactante sucedió sobre territorio chaqueño.
Situación. El avión Piper tuvo una increíble experiencia sobre el cielo chaqueño.
Impactante. Un gran Ovni muy luminoso siguió largo tiempo al pequeño avión

Por Francisco Villagrán

villagranmail@gmail.com

Especial para El Litoral

En todo el territorio argentino se produjo una especie de gran oleada en las décadas de fines del 70,80 y 90, con gran cantidad de avistamientos en forma individual y grupal de ovnis, muchos de día y algunos de noche, habiendo sido todos observados por gran cantidad de testigos y muchos fotografiados y filmados. Esto para corroborar con firmes testimonios la presencia de estos extraños objetos volantes, que fueron vistos por miles de testigos en todo el nordeste argentino. De todos estos sobresale el caso de un avión privado que partió desde el aeropuerto de Reconquista, Santa Fe y fue perseguido por casi una hora a través de territorio chaqueño por un objeto muy luminoso y de grandes dimensiones.

En efecto, el domingo 23 de agosto de 1984, justo a la altura de la ciudad santafesina de Reconquista, a eso de las 7 de la tarde, ya anocheciendo, el piloto de una avioneta Piper, Luis Sorini, que llevaba 5 pasajeros cordobeses, declaró que vieron una gran luz, muy intensa, que se colocó a la par del pequeño avión y comenzó a seguirlos. La luz que emitía el objeto era tan intensa que atravesaba todo el avión e impedía ver normalmente, casi encegueciendo todo, en el más absoluto silencio. El instrumental del tablero comenzó a evidenciar alteraciones, el radiocompás empezó a girar como loco (de 5 a 270 grados), el medidor de horizontalidad también comenzó a alterarse, subiendo y bajando de golpe. Sin duda algo andaba mal. El gran objeto que emitía una luz poderosa e intensa, comenzó a evolucionar alrededor del avión, dando saltos aquí y allá, por sobre el Piper, yendo y viniendo, cambiando de ubicación en torno al vio, como si estuviera jugando al gato y al ratón, Pasaba por abajo, luego por arriba, quedando quieto unos segundos, como si estuviera inspeccionándolo detalladamente. Además, era evidente que daba movimientos inteligentes, se ponía bien cerca y luego volvía para atrás, evitando chocar al avión.

El “examen” que hizo el objeto, duró unos largos 45 minutos. Todos los sobresaltos vividos por el piloto y los pasajeros fueron grabados desde la torre de control del aeropuerto de Resistencia. Ese casette fue estudiado a fondo  por expertos e investigadores del fenómeno ovni, que llegaron a la conclusión de que sin dudas era un aparato conducido inteligentemente por presuntos seres alienígenas. También se llegó a la afirmación de que sin dudas ellos quieren mostrarse abiertamente, aunque no a cualquiera al azar, sino a quienes ellos eligen.

Es importante e interesante conocer los testimonios de algunos de los 6 ocupantes del pequeño avión que fue protagonista de esta increíble experiencia. El piloto señaló que: “Fue algo increíble una experiencia inolvidable, en determinado momento los mandos del avión no respondían, las agujas giraban como locas. Si bien tengo muchas horas de vuelo, nunca me pasó una cosa así, no me cabe duda de que el aparato que nos siguió estaba tripulado por seres inteligentes”. Por su parte un importante empresario dijo que “yo antes no creía en estas cosas, era muy escéptico, pero ahora cambié de opinión, por supuesto, luego de ver tan de cerca una cosa así”. Un estudiante de arquitectura a punto de recibirse acotó que “si bien yo creía en estas cosas, en la vida extraterrestre, no me imaginé nunca que me vería involucrado en un hecho tan espectacular, un ovni visto bien de cerca y durante tanto tiempo. Fue realmente algo espectacular, increíble, que no a cualquiera le pasa, me puedo considerar un privilegiado por haber visto tan de cerca una cosa así. Nunca me olvidaré de esta experiencia”.

Un caso similar

Es bien conocido a nivel mundial el caso del Ovni del Monte Ajusco, cerca e la ciudad de México, ocurrido hace unos años atrás. Un joven industrial regresaba en su avioneta particular Cessna, desde el interior de México hacia la capital en DF, estaba muy apurado por llegar cuando cerca ya del fin de su viaje, a la altura del Monte Ajusco, fue interceptado, por decirlo así, por tres ovnis de mediano tamaño. Uno se puso debajo del ala derecha, otro bajo el ala izquierda y el tercero bajo la panza del avión y desde allí lo acompañaron durante algunos minutos hasta justo antes de pasar sobre la montaña y allí desaparecieron, abriéndose a gran velocidad.

Pero, ¿por qué precisamente sobre el Monte Ajusco? Cabe aquí hacer un análisis sobre el hecho. Es que el Monte Ajusco es justamente el único lugar "Ciego" por llamarlo así, para el radar del aeropuerto de México, allí no se registraba ninguna señal. Es decir que los ovnis sabían que en ese lugar, si bien eran visibles para el piloto del avión, eran invisibles para el registro del radar, no podían ser detectados por el radar del aeropuerto. Ahora bien, ¿cómo sabían que ese lugar era inútil para el registro del radar? Porque evidentemente lo sabían. Hay veces que no quieren ser detectados y otras en que se muestran abiertamente, haciendo incluso demostraciones de gran velocidad y a la vista de todos.

Hay cierta similitud entre ambos avistajes comentados. Como si quieran darse a conocer solo a determinados individuos o grupos a los cuales ellos eligen muy bien. En el mundo hay muchísimos casos similares, incluso algunos en los que no se acercan mucho a los aviones en vuelo, porque podrían ocasionar la detención del motor y posterior caída del aparato. Así le habría sucedido al capitán Mantell, que en la década del 50 falleció tras estrellarse su avión, luego de haberse acercado demasiado a un ovni para interceptarlo. Son todas hipótesis y suposiciones, en base a hechos ocurridos, pero dignas de ser tenidas en cuenta. 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error