ellitoral.com.ar

Sabado 21de Septiembre de 2019CORRIENTES13°Pronóstico Extendidoclima_sol_noche

Dolar Compra:$55,00

Dolar Venta:$58,50

Laboratorio de la UNNE gestiona habilitación para certificar calidad de productos de exportación

imagen_1

El LABAPI funciona en el Campus Deodoro Roca de la UNNE, dependiente de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura.

Desde su puesta en marcha en el año 2005 el laboratorio apostó a brindar servicios de análisis y asesoramientos para la producción productos apícolas de calidad y a implementar una herramienta que permita respaldar y optimizar la actividad de los productores de la región nordeste.

Fue el primer establecimiento de control de calidad de miel y productos apícolas derivados en la región NEA y desde su creación se planteó la meta de poder transformarse en laboratorio habilitado a nivel local, nacional e internacional para certificar la calidad de mieles y otros productos derivados de la apicultura. 

Recientemente, se concretó la adquisición de un grupo electrógeno de alta potencia, equipamiento que permitirá que el LABAPI complete los trámites para lograr su reconocimiento como laboratorio inscripto  y habilitado por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), lo cual posibilitará realizar la certificación de miel para exportación.

“Ser institución certificadora de calidad de la miel, y en especial para exportación, ha sido el anhelo primigenio, y el actual, del Laboratorio, que favorecerá la inserción de la miel producida en la región en mercados internacionales” expresó el Licenciado Juan Daniel Ruiz Díaz, reciente director del Laboratorio.

Recordó que desde su nacimiento, bajo la administración de su creador y ahora ex director por haberse acogido al régimen jubilatorio, el Dr. Francisco Antonio Vazquez, el LABAPI fue avanzando en infraestructura, tecnología, formación de recursos humanos y concreción de los estándares exigidos para su reconocimiento por las entidades nacionales e internacionales.

Estas instancias fueron imprescindibles y necesarias para consolidar a la Institución “LABAPI” y prepararla para realizar la certificación oficial ante el SENASA.

Alcanzar el estatus de Laboratorio habilitado por el SENASA potenciará el trabajo que el LABAPI viene llevando a cabo con los productores apícolas, orientado a la búsqueda de calidad de la miel acorde a estándares internacionales, explicó Ruiz Díaz.

EL PRODUCTO

La miel es un producto alimenticio natural elaborado por las abejas a partir del néctar de las flores. La miel argentina es muy valorada en el contexto internacional por su reconocida calidad.

La Argentina ocupa un lugar importante a nivel mundial en producción y exportación de miel. Destina más del 95% de la producción al mercado externo.

Según estadísticas oficiales, ocupa el tercer lugar en producción mundial y en volumen de exportación, y el primer lugar en ingreso de divisas por exportaciones de miel.

La definición, identidad y calidad de la miel se encuentran establecidas en el Capítulo X, Art. Nº 782 y Art. Nº 783 del Código Alimentario Argentino.

El SENASA, en los establecimientos que inscribe y habilita, realiza controles en el producto a fin de detectar contaminación por sustancias químicas sintéticas o naturales y establece y controla la trazabilidad del producto.

La miel de la región nordeste es de destacada calidad, pero muchos productores no pueden acceder a los mercados más importantes por la dificultad de lograr la certificación requerida del SENASA. 

ACCIONES
En el marco de las actividades que desarrolla el LABAPI, se trabaja en la caracterización físico-química y microbiológica de las mieles de la región, así como en la capacitación de productores.

A través de los servicios, brinda al productor herramientas objetivas que reducen incertidumbres y que agregan aún más valor a sus mieles.

Además se promueven acciones conjuntas con organismos gubernamentales en busca de propuestas de fortalecimiento de la actividad apícola.

¿Te gustó la nota?
Comentarios
Logo

Laboratorio de la UNNE gestiona habilitación para certificar calidad de productos de exportación

El LABAPI funciona en el Campus Deodoro Roca de la UNNE, dependiente de la Facultad de Ciencias Exactas y Naturales y Agrimensura.

Desde su puesta en marcha en el año 2005 el laboratorio apostó a brindar servicios de análisis y asesoramientos para la producción productos apícolas de calidad y a implementar una herramienta que permita respaldar y optimizar la actividad de los productores de la región nordeste.

Fue el primer establecimiento de control de calidad de miel y productos apícolas derivados en la región NEA y desde su creación se planteó la meta de poder transformarse en laboratorio habilitado a nivel local, nacional e internacional para certificar la calidad de mieles y otros productos derivados de la apicultura. 

Recientemente, se concretó la adquisición de un grupo electrógeno de alta potencia, equipamiento que permitirá que el LABAPI complete los trámites para lograr su reconocimiento como laboratorio inscripto  y habilitado por el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA), lo cual posibilitará realizar la certificación de miel para exportación.

“Ser institución certificadora de calidad de la miel, y en especial para exportación, ha sido el anhelo primigenio, y el actual, del Laboratorio, que favorecerá la inserción de la miel producida en la región en mercados internacionales” expresó el Licenciado Juan Daniel Ruiz Díaz, reciente director del Laboratorio.

Recordó que desde su nacimiento, bajo la administración de su creador y ahora ex director por haberse acogido al régimen jubilatorio, el Dr. Francisco Antonio Vazquez, el LABAPI fue avanzando en infraestructura, tecnología, formación de recursos humanos y concreción de los estándares exigidos para su reconocimiento por las entidades nacionales e internacionales.

Estas instancias fueron imprescindibles y necesarias para consolidar a la Institución “LABAPI” y prepararla para realizar la certificación oficial ante el SENASA.

Alcanzar el estatus de Laboratorio habilitado por el SENASA potenciará el trabajo que el LABAPI viene llevando a cabo con los productores apícolas, orientado a la búsqueda de calidad de la miel acorde a estándares internacionales, explicó Ruiz Díaz.

EL PRODUCTO

La miel es un producto alimenticio natural elaborado por las abejas a partir del néctar de las flores. La miel argentina es muy valorada en el contexto internacional por su reconocida calidad.

La Argentina ocupa un lugar importante a nivel mundial en producción y exportación de miel. Destina más del 95% de la producción al mercado externo.

Según estadísticas oficiales, ocupa el tercer lugar en producción mundial y en volumen de exportación, y el primer lugar en ingreso de divisas por exportaciones de miel.

La definición, identidad y calidad de la miel se encuentran establecidas en el Capítulo X, Art. Nº 782 y Art. Nº 783 del Código Alimentario Argentino.

El SENASA, en los establecimientos que inscribe y habilita, realiza controles en el producto a fin de detectar contaminación por sustancias químicas sintéticas o naturales y establece y controla la trazabilidad del producto.

La miel de la región nordeste es de destacada calidad, pero muchos productores no pueden acceder a los mercados más importantes por la dificultad de lograr la certificación requerida del SENASA. 

ACCIONES
En el marco de las actividades que desarrolla el LABAPI, se trabaja en la caracterización físico-química y microbiológica de las mieles de la región, así como en la capacitación de productores.

A través de los servicios, brinda al productor herramientas objetivas que reducen incertidumbres y que agregan aún más valor a sus mieles.

Además se promueven acciones conjuntas con organismos gubernamentales en busca de propuestas de fortalecimiento de la actividad apícola.