Jueves 11de Agosto de 2022CORRIENTES18°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$132,0

Dolar Venta:$140,0

Jueves 11de Agosto de 2022CORRIENTES18°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$132,0

Dolar Venta:$140,0

/Ellitoral.com.ar/ Ciudad

Comprar frutas y verduras en el centro, un 50% más caro que en el Mercado

Los almacenes, locales y supermercados de la ciudad venden al doble del costo la mayoría de los productos frescos, aunque algunos superan ese porcentaje por mucho más.  

Los precios de frutas y verduras de supermercados y locales del centro de la ciudad llegan a ser 50% más caros que los del Mercado de Concentración. 

Las verdulerías y fruterías de la zona más céntrica y, especialmente, las grandes cadenas de supermercados, resultan de más fácil acceso a la hora de comprar las provisiones para los hogares de las familias correntinas. Sin embargo, el costo de adquirir los productos frescos en estos lugares puede resultar hasta un 50% más caro que en el Mercado Central, ubicado en avenida Independencia 5500.

“No toda la gente está dispuesta a venir hasta el Mercado, se necesita un auto o algo para moverse, entonces terminan pagando más. En el caso de los supermercados se debe agregar el costo de los impuestos y el personal, eso lo suele hacer más caro que un negocio de barrio”, dijo a El Litoral Daniel Álvarez, que tiene un puesto de frutas y verduras desde hace más de 22 años en el Mercado de Concentración. 

Al consultarle por el precio de la naranja, algo que escandalizó a los consumidores durante las últimas semanas, explicó que es una situación común que sucede todos los años en esta época, ya que es una fruta estacional. Lo que se vende en este momento es el remanente de la producción invernal y exactamente lo mismo sucede con el limón. 

Otras frutas; como la uva, el durazno, la ciruela o la uva y verduras como la lechuga, la berenjena o el repollo son accesibles. Con respecto al tomate, que encontró su pico de 174 pesos el kilo en octubre del año pasado según un informe del Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec), comenta que ya bajaron los precios y que lo seguirán haciendo.

En muchos puestos de los que se encuentran el mercado central, las frutas y verduras también pueden comprarse al por menor y, si bien el precio sube un poco frente al de los cajones, sigue siendo más barato que comprar en supermercados y verdulerías. 

Respecto del tomate, uno de los productos que más se encareció durante los últimos meses y cuyo precio ya se está regularizando, un cajón de 20 kilos se consigue por 1.000 pesos en el Mercado (50 pesos por kilo). En los negocios del centro ronda los 110 pesos y en los supermercados los 150.

En el caso de la naranja, un cajón de 12 docenas sale 1.800 pesos en mercado (lo que equivale a 150 pesos la docena), en tanto, en ninguno de los almacenes, supermercados y fruterías recorridos por El Litoral, el precio de este producto baja de los 240 pesos por la misma cantidad.

Cabe destacar que Corrientes es una provincia productora de este cítrico, por lo que resulta confuso entender la disparada de los precios. El presidente de la cooperativa San Francisco, que comercializa el jugo de las naranjas correntinas desde Monte Caseros, Miguel Rosbaco, indicó que “en esta época prácticamente se están cosechando las últimas naranjas, ya terminó la zafra y hay una producción menor a la normal, justamente por la sequía y por las heladas del año pasado. Por eso, al haber menos volumen de las naranjas se dispararon los precios”, y especificó que los costos deberían normalizarse en marzo o abril.

De acuerdo con Daniel Álvarez, otro de los motivos que hicieron aumentar el precio de esta fruta en específico es que empresas de Brasil y Paraguay aprovecharon la baja cotización del dólar y el frágil estado económico del país para comprar mercadería de este lado de la frontera.

Cifras

Según datos publicados por el (Indec), durante el 2020 los precios de las frutas y verduras subieron un 64,4% y un 58%, respectivamente.

Por otro lado, un estudio de Federación Agraria (FAA) expone la incidencia de lo que reciben los productores en las economías regionales en el precio final que pagan los consumidores: solo reciben entre el 7% y el 26% del precio que se paga en góndolas. 

De acuerdo con lo registrado, en muchos casos el porcentaje de la incidencia del valor que cobran los productores sobre el precio en góndola de frutas y verduras no llega ni al 10%, como en la pera, la manzana y la banana. En otros casos, como la papa o el durazno pasan el 20% de incidencia. 

El relevamiento fue sobre bienes producidos por agricultores familiares que, para sobrevivir como productores de campos, se enfrentan a las adversidades climáticas, a la falta de financiamiento, con insumos dolarizados y una inestabilidad a nivel país generalizada. 

La distancia entre lo que reciben los productores y lo que pagan los consumidores se corresponde con los altos costos de logística y distribución, los aumentos de combustibles (ya van 5 en el año, dando un total de 13%), la fuerte carga impositiva y la inflación. 

En ese sentido, Daniel comentó que muchos puesteros del Mercado Central, él y su hermano incluido, dejaron de trabajar la tierra para dedicarse a comprar los productos a los camiones que aparecen todas las madrugadas en el predio. Así también lo hacen la mayoría de sus colegas, desde hace varios años. “En algún momento dejó de ser redituable y lo dejamos de hacer”, dijo.

Frente a la problemática de los precios en el sector frutihortícola el Gobierno espera lograr un acuerdo similar al que se cerró con frigoríficos y supermercados por el precio de la carne vacuna y que empezó a funcionar el 1 de febrero.

(ME)

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error
Más Info

Según datos publicados por el Indec, durante el 2020 los precios de las frutas y verduras subieron un 64,4% y un 58%, respectivamente.