Jueves 29de Septiembre de 2022CORRIENTES14°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$145,0

Dolar Venta:$153,0

Jueves 29de Septiembre de 2022CORRIENTES14°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$145,0

Dolar Venta:$153,0

/Ellitoral.com.ar/ Mundo

Se acerca a la UE y la Otan: Rusia ataca el oeste de Ucrania

El ejército ruso extiende sus fuerzas en inmediaciones de dos localidades del país con capital en Kiev. El asesor del presidente Zelenski confirmó la ofensiva contra Lutsk e Ivano-Frankivsk. 

El ejército ruso ha extendido sus ataques ayer a las inmediaciones de dos localidades del oeste de Ucrania, muy cerca de las fronteras con dos Estados miembros de la Unión Europea y la Otan. Polonia y Rumanía; también han alcanzado el este de la zona central del país con capital en Kiev. 

Mijailo Podoliak, principal asesor del presidente ucranio, Volodímir Zelenski, ha confirmado en sus redes sociales la ofensiva contra Lutsk, situada a 87 kilómetros de Polonia, y contra Ivano-Frankivsk, a 153 kilómetros de Rumania. 

En la primera ciudad, según las autoridades ucranianas fueron un aeródromo y una fábrica. Además, confirmaron la muerte de cuatro militares y otros seis resultaron heridos.  

Los nuevos bombardeos, alejados de las líneas del frente, son una estrategia de las fuerzas del del Kremlin, para dificultar la logística y el transporte de recursos desde los países aliados, según apuntan fuentes del Gobierno del país invadido.  

Asimismo, ayer atacaron Dnipró, una ciudad industrial que está a la ribera de un río al este de la zona central a 200 kilómetros al norte de Crimea y con 966.000 habitantes. 

Los proyectiles han impactado cerca de un jardín de infantes, un bloque de viviendas y una fábrica de zapatos, donde han causado un incendio, según el Servicio de Emergencias del país. Hubo al menos un muerto en este ataque, según las autoridades locales. 

Después del mediodía volvían a sonar las alarmas a las puertas de la base de Lutsk, tras el ataque que había sufrido de madrugada. Grupos de militares corrían para ponerse a cubierto ante la posibilidad de una nueva ofensiva. Mientras, familiares de los trabajadores de la base y una docena de periodistas internacionales esperaban fuera, ya que se les impedía el paso.

No lejos del escenario del bombardeo, más al oeste, una hilera de tumbas de militares se dibujaba con flores de colores que se iluminaban con el sol del atardecer, mientras una bandera ucrania ondeaba al viento. El sepulturero de este camposanto de Harazdzha, Yuri, de 56 años, mostraba la tumba del último soldado muerto en el frente que ha sido enterrado en el lugar.

En los países fronterizos hay temor ante el avance de la ofensiva rusa en Ucrania y miles de personas intentan escapar de la zona. 

(GGC)

 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error