Jueves 22de Febrero de 2024CORRIENTES35°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$817,0

Dolar Venta:$857,0

Jueves 22de Febrero de 2024CORRIENTES35°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$817,0

Dolar Venta:$857,0

/Ellitoral.com.ar/ Espectáculos

Así fue la salida de Romina de la casa de GH: de la emoción a los cuestionamientos

Sin filtro, la hermanita brindó su parecer sobre cada jugador antes de cruzar la puerta de salida. Su misión y las críticas por esta nueva participación en el ciclo

En un reciente giro en Gran Hermano, Romina Uhrig regresó el pasado martes a la casa que la vio convertirse en una figura pública en la edición anterior, aunque esta vez con el objetivo de colaborar en las tareas de limpieza y organización, además de hablar y reflexionar con los actuales participantes sobre cómo se sienten, los desafíos de la convivencia y los pasos a futuro.

Sin embargo, pese a que su estadía sería hasta el jueves, gracias a la buena recepción y el pedido del público, se quedó hasta la gala del último domingo. En ese instante, sobre este rápido paso, expresó: “La verdad, muy lindo, me hicieron sentir muy bien los chicos. Recordé un montón de momentos, recordé lo que es estar de vuelta en la casa, esa adrenalina que te da el encierro. Es como revivir un montón de cosas”.

Antes de cruzar la puerta, se tomó un minuto para referirse a cada uno de los participantes, expresando en una línea lo que sintió al convivir con ellos estos cinco días. Por ejemplo, respecto de Manzana aseguró: “Justo se lo dije ahí. La verdad que me cayó súper bien. Que siga siendo como es, no tiene que demostrar nada”. En tanto que sobre Lucía destacó: “Que se saque esa mochila, que es divina. Es hermosa y que no le importe nada lo que digan, que sea ella, que lo más lindo es ser uno y ser feliz”.

Al hablar de Zoe, explicó: “Es una muñequita tierna, divina, es recontra tímida. Que disfrute, pero igual, me contaron que cambió un montón y me cayó super bien”, mientras que de Rosina expuso: “Es divina, tiene un humor hermoso y alegra mucho la casa. Te das cuenta de que es auténtica, es así”. Al momento de referirse a Virginia, quien aún no se siente parte de la casa tras ser la última en ingresar, dijo: “Que deje de pensar. Entiendo que es más grande que todos los chicos y por ahí se siente todo el tiempo atacada. La entiendo como con Alfa, relajate más”.

Llegó el turno de referirse a Joel, y sus palabras giraron en el mismo discurso que con el resto: “Me cayó super bien. Como le dije a todos, que sean ellos. No piensen en otro Gran Hermano, como que no quieren demostrar lo que son ellos”, mientras que de Emmanuel explicó: “Me encanta cuando hace de Manu, seguí haciéndolo que me encanta y lo veo un gran jugador”.

“Es del grupo de los hombre araña. La verdad que siento como que no lo noto relajado, pero me parece divino, respetuoso”, se sinceró sobre Bautista, en tanto que sobre Nicolás destacó: “Hermoso chico, eh, muy lindo. Parece tener más edad de la que tiene”, pero sobre Martín fue más escueta al decir: “Un gran jugador, que relaje un poquito también”.

Sobre Lisandro, advirtió: “Siento que no es él, no se quiere abrir, que largue eso. Siento que está pensando mucho en el afuera”, mientras de Agostina aventuró: “Es divina, pienso que sería una con las que me llevaría re bien acá. Es una loca linda”. En último lugar quedó su impresión sobre Furia: “Yo a veces la miro y digo ‘qué le pasa, me preocupa’. No pude hablar con ella, capaz afuera vamos a intentar. Siento que sufrió mucho en su vida, que se cubre en esa furia, pero es un dulce de leche”.

El regreso de Uhrig a Gran Hermano parecía tener una premisa sencilla: auxiliar en el mantenimiento del orden dentro de la casa. No obstante, superó las expectativas iniciales al convertirse en un momento de reflexión personal y de interacción directa con los habitantes actuales del programa. La exdiputada compartió momentos de nostalgia y adrenalina, rememorando su propia experiencia y la intensidad del encierro.

Tras su salida, sin embargo, quien se refirió en duros términos a su paso fue, entre otros, Gastón Trezeguet, quien en A la Barbarossa aseguró: “Estaba entusiasmado cuando entró, pero después cada día que pasaba quería que se vaya. Hablaba cosas que no tenía que hablar, se hacía la super jugadora, daba lecciones como que era el Kasparov de Gran Hermano”.

Por su parte, Lío Pecoraro explicó: “Si hubiera entrado solo por esos dos días, era atractivo, ahora me parece que la estadía prolongada la desinfló”. Fue entonces que Trezeguet recordó que entró en la tercera edición del reality, cumpliendo el mismo papel de Romina en este momento, y que si en este caso pudiera hacerlo: “Le hablaría a todos, de a poco, me gustaría conocerlos más, ser más observador. Lo que no haría es tirar información, lo viviría como ir a un spa”.

Fuente: Infobae

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error