Sabado 03de Diciembre de 2022CORRIENTES23°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$166,7

Dolar Venta:$174,7

Sabado 03de Diciembre de 2022CORRIENTES23°Pronóstico Extendido

Dolar Compra:$166,7

Dolar Venta:$174,7

/Ellitoral.com.ar/ Sociedad

Legionella: hace casi una década la UNNE viene alertando sobre la necesidad de estudios epidemiológicos

Gran preocupación generó en las últimas semanas la aparición de casos de una desconocida enfermedad causada por bacterias en la provincia de Tucumán, que pudo ser identificada como Legionella.

Desde el año 2014 el Instituto de Medicina Regional de la UNNE viene estudiando patología emergente denominada Legionella y alertando respecto a la importancia de realizar estudios epidemiológicos e implementar medidas preventivas, informaron este miércoles desde la institución académica.

Legionella pnuemophila es una bacteria ambiental capaz de sobrevivir en un amplio intervalo de condiciones fisicoquímicas y de colonizar los sistemas de distribución y almacenamiento de agua potable, y dispersarse por el aire, indicó.

Esta bacteria produce una enfermedad conocida como “Legionelosis” o “Enfermedad del Legionario” que puede tener presentaciones clínicas leves o graves que incluyen fiebre hasta algunas neumonías potencialmente mortales.

En esa línea, la resonancia de los casos recientes registrados en la provincia de Tucumán, varios con la lamentable muerte de pacientes, reflejan la existencia de circulación de esta bacteria considerada como un importante problema de salud pública, pero aún poco estudiada en relación a otras patologías tanto a nivel mundial como en Argentina.

Desde la Universidad Nacional del Nordeste, hace casi una década investigadores del Instituto de Medicina Regional (IMR) empezaron a estudiar esta enfermedad, siendo la única institución de ciencia abocada al estudio sistemático de la Legionella en el ambiente.

“La vigilancia de este microorganismo en el agua de consumo humano representa el primer paso en pos de abordar el control de su diseminación hacia huéspedes susceptibles” exponían en ese entonces desde el Instituto de Medicina Regional, sobre la línea de investigación iniciada en la UNNE y que había despertado interés en otros centros científicos y de salud del país por ser una bacteria poco investigada.

Así, exponían que la baja tasa de casos podría estar relacionada a la falta de notificación de cuadros que se corresponderían a esta enfermedad, y no a la falta de circulación de la bacteria.

LEER MÁS: Alerta: la Unne brindó las claves para evitar la proliferación de la bacteria Legionella

En el año 2016, estudios realizados en el IMR-UNNE lograron confirmar la presencia de la bacteria en depósitos de agua domiciliaria de la ciudad de Resistencia.

Más recientemente, en noviembre de 2021, en un artículo publicado en la Revista “Actualizaciones en Sida e Infectología" de la Sociedad Argentina de Infectología, el equipo de investigadores del IMR-UNNE volvió a referirse a la necesidad de realizar estudios epidemiológicos con pruebas confirmatorias para obtener datos confiables sobre la emergencia la enfermedad.

“Legionella pneumophila: un patógeno emergente en Argentina” se denomina la publicación realizada por la Dra. Silvina Lösh, el Dr. Marcelo Gabriel Medina y el Dr. Luis Merino, del equipo del Instituto de Medicina Regional a cargo de la línea de estudio sobre Legionella.

Consultado sobre los actuales casos registrados en Tucumán, el Dr. Merino consideró que dichos casos pusieron en primer plano esta patología que en realidad viene en aumento, pero no logra la visibilización debida.

Justamente, en el artículo referido, destacan que la incidencia de Legionella en Argentina es baja, con tendencia al aumento, quizás debido a que no se piensa en este microorganismo, o porque se lo considera una causa poco frecuente o inexistente de neumonía adquirida en la comunidad en esta área del mundo.

También por falta del uso sistemático de los métodos diagnósticos y/o a la aplicación de tratamientos empíricos para neumonías adquiridas en la comunidad que cubren L. pneumophila y que podrían impedir su aislamiento e identificación precisa en cultivos.

“La presencia confirmada de la bacteria en sistemas de almacenamiento de agua tratada en la región nordeste, y que también podría registrarse en otros lugares de Argentina, constituye la razón primordial para alertar y actualizar conocimientos al respecto” destacó el Dr. Merino.

 

¿Te gustó la nota?

Ocurrió un error

Comentarios